Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Histórica subida de las tasas de interés en México por el efecto Trump

El Banco de México aumenta los tipos del 4,75%% al 5,25%. Es el quinto incremento en un año y busca anclar la moneda

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, el miércoles 9 de noviembre de 2016, en una rueda de prensa en Ciudad de México (México).

El Banco de México ha puesto cifra a la amenaza de Trump. En una decisión histórica, el regulador monetario ha decidido subir los tipos de interés del 4,75% al 5,25% para frenar el devastador efecto de la victoria del vociferante y xenófobo republicano. El aumento, el quinto en un año, llega tras una semana en la que el peso rompió sus mínimos históricos frente al dólar y se tornó la moneda más vapuleada del planeta.

La subida de los tipos de interés traerá alivio momentáneo a la divisa. Pero es una mala señal para el ciudadano. En un país con el 46% de la población en la pobreza, muestra la enorme dependencia de Estados Unidos. Un factor que hasta la fecha era equivalente de prosperidad y que ahora lo es de inestabilidad. La incertidumbre traída por Trump y sus amenazas comerciales ponen en riesgo, como señalan las agencias calificadoras, el flujo de inversión extranjera en México y, con ello, el mismo crecimiento económico. En este sentido, los analistas dan por descontado para 2017 un recorte de las previsiones de aumento PIB (presumiblemente quedará por debajo del 2%) y un incremento de la inflación al 4% (hasta ahora rondaba el 3%).

Es un mal escenario, pero que podría ser aún peor. Sin intervención del gobernador Agustín Carstens hay acuerdo en que el sufrimiento de la economía mexicana habría sido mayor. Desde hace un año, el Banco de México ha subido cinco veces los tipos de interés. Del 3% ha pasado al actual 5,25%. Este constante bombeo ha intentado salvaguardar la inflación y anclar la moneda.

Hasta la victoria del republicano, el objetivo se ha cumplido, pese a que las presiones han sido inmensas. Aparte de la propia debilidad mexicana, incapaz de crecer por encima del 2,5%, el Brexit y la volatilidad internacional se hicieron sentir con fuerza. Pero ahora, las elecciones estadounidenses han ensombrecido definitivamente el panorama.

"Si bien todavía es difícil identificar los elementos específicos que definirán la postura de política económica que tendrá Estados Unidos en su relación bilateral con nuestra nación a partir de 2017, los riesgos que ello implica han tenido un impacto importante en los mercados financieros nacionales, donde los precios de los activos cayeron y registraron una elevada volatilidad", señala el Banco de México.

El resultado de esta incertidumbre es la subida de medio punto de los tipos de interés. Y el aviso de que la autoridad monetaria "se mantendrá vigilante" ante Estados Unidos para contrarrestar las presiones inflacionarias. La tormenta ha empezado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información