Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagarde pide a Alemania que gaste más para contribuir al crecimiento

La directora gerente del FMI afirma que el Deutsche Bank debe “decidir qué tamaño quiere tener y cómo quiere reforzar su balance”

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redobló esta semana, en su reunión anual de Washington, el llamamiento para que los países con margen de gasto, y muy especialmente Alemania, impulsen políticas de inversión que reanimen la economía. Alarmado por la frágil recuperación y el auge de los populismos, el organismo pide más madera. “Mi mensaje para los miembros del Fondo es acción, por favor”, subrayó la directora gerente, Christine Lagarde. Aunque a todos los estados les pide medidas, admitió, a Berlín le reclamó una apuesta por las infraestructuras y “contribuir en ese esfuerzo colectivo”.

La directora gerente del FMI, Chistine Lagarde, hablando con la prensa
La directora gerente del FMI, Chistine Lagarde, hablando con la prensa REUTERS

Desde la salida de la Gran Recesión, el mensaje del FMI ha ido variado en torno a la misma estructura, pero cada vez con matices más alarmantes. Christine Lagarde empezó diciendo que el mundo experimentaba un periodo de “crecimiento muy bajo”; continuó advirtiendo de que este era un “crecimiento muy bajo durante demasiado tiempo” y, esta vez, en las jornadas del FMI celebradas esta semana en Washington, subrayó que ese crecimiento estaba siendo “muy bajo, por demasiado tiempo y beneficia a muy pocos”.

El auge de las retóricas proteccionistas y nacionalistas en Europa y Estados Unidos han puesto de releve las consecuencias que pueden tener el empobrecimiento de las clases medias en los países desarrollados. Lagarde ha admitido en su discurso la necesidad de una globalización “más inclusiva”, es decir, un mejor reparto de los frutos de esta apertura económica mundial. Pero recordó que para distribuir mejor ese crecimiento económico, hay que asegurar que este se produzca.

Y en este punto de la conversación, en cuanto a Europa se refiere, en Washington suele aparecer el Gobierno de Angela Merkel. La directora gerente del Fondo puso como ejemplo tres países en buena posición para tirar de billetera —Canadá, Alemania y Corea— pero también llamó a aquellos sin ese margen en las cuentas públicas —aquí estaría España, por ejemplo— a redistribuir sus recursos en políticas que mejoren la productividad y la investigación.

Apuros del Deutsche Bank

Los llamamientos internacionales a más estímulos económicos a Alemania tienen ya algo de costumbre, y la escasa reacción también. Ahora, Berlín prepara una rebaja de impuestos por valor de 6.000 millones para este año y el siguiente. ¿Bastaría? “Eso es parte, esperamos, de un paquete más amplio que aproveche el espacio fiscal que tiene”, señaló Lagarde. “Dados los costes de financiación tan bajos, en particular para un país como Alemania, es el momento de desarrollar más las infraestructuras y contribuir a ese esfuerzo colectivo”, añadió.

Los problemas del Deutsche Bank también están marcando esta suerte de cumbre que son las reuniones del Fondo. Cuando un gigante financiero tiene apuros, el mundo tiene problemas. Preguntada por la institución, Lagarde señaló que la entidad germana debe reexaminar su modelo de negocio, como también deben hacerlo todos aquellos grupos en su situación.

“No mencionamos al Deutsche en nuestro informe, decimos que muchos bancos deben mirar su modelo de negocio y llevar a cabo los esfuerzos adecuados para responder a las actuales condiciones financieras”, respondió. El Deutsche Bank, que es el mayor banco de Alemania y unos de los mayores de Europa, acumula un descenso en Bolsa del 50%, lastrado sobre todo por una multa en Estados Unidos de 14.000 millones —a falta de concretarse— (cuando solo ha provisionado 5.000 millones). Y su modelo de negocio y estructura financiera generan dudas en el mercado.

En una entrevista posterior en Bloomberg TV, Christine Lagarde fue más directa al señalar que el banco debe “decidir qué tamaño quiere tener y cómo quiere reforzar su balance”, si bien recalcó que el alemán “no es el único en el sector bancario que debe hacer esa tarea”.

“El euro ayuda a mantener el crecimiento en España”

El FMI presentó esta semana unas perspectivas muy optimistas para España: los técnicos han elevado en medio punto el crecimiento que esperaban para 2016 (hasta el 3,1%) y en una décima su previsión de 2017 (hasta el 2,2%). ¿Por qué España crece más en plena incertidumbre política? Christine Lagarde ha asegurado que operar en el seno de la zona euro le ha ayudado a mantener el buen ritmo de crecimiento económico sin sobresaltos, en un momento en que el país “se encuentra debatiendo internamente sus resultados democráticos”, según explicó tras su discurso en una entrevista con la agencia Efe.

Pese a la falta de acuerdo para formar Gobierno en España, y dos elecciones generales en menos de un año, Lagarde remarcó que existe actualmente un Ejecutivo en funciones. “No se puede decir que no hay Gobierno en España. En todas las reuniones internacionales he visto al ministro de Economía Luis de Guindos en el último año, y está determinado a aplicar las políticas que han identificado y que han servido al país relativamente bien”, añadió. Lagarde, además, apuntó que algo “similar ocurrió en Bélgica cuando el país estuvo muchos meses sin Gobierno”, por lo que insistió en el respaldo que ofrece contar con el marco macroeconómico común del euro.

Los técnicos del FMI llegarán la próxima semana a España para analizar la situación económica. La visita se pospuso meses atrás, ante la falta de Gobierno, pero finalmente la realizan a partir del miércoles.

Más información