Trump arremete contra Ford por llevar la producción a México

El candidato republicano promete acabar con la fuga de empleos si llega a presidente y las creación de 25 millones de empleos en diez años

Donald Trump en el Economic Club of New York
Donald Trump en el Economic Club of New YorkSeth Wenig / AP

Donald Trump arremetió este jueves con fuerza contra la decisión de la compañía Ford Motor de trasladar toda la producción de coches pequeños a México en los próximos dos años. “Es una vergüenza”, consideró el candidato republicano a las presidenciales de Estados Unidos al presentar su plan económico ante el Economic Club de Nueva York, "es como robar caramelos a un niño”.

Mark Fields, consejero delegado de Ford Motor, explicó el miércoles en una conferencia con inversores que la compañía está “reinventando” la manera en la que produce los utilitarios de pequeño tamaño para elevar la rentabilidad. Eso, en la práctica, se traduce en que la mayoría de los modelos Ford Fiesta, Ford C-Max y Ford Focus se ensamblarán en “áreas de bajo coste”.

El segundo fabricante de coches en EE UU ya anunció en abril la construcción de una nueva planta en México para expandir la producción global. Invertirá 1.600 millones de dólares en el complejo, que contará con 2.800 empleos cuando logre funcionar a plena capacidad en 2020. Se sumará a otros dos centros de ensamblaje y otro de ingeniería que dan empleo a 8.800 personas.

El magnate criticó también a los miembros del Congreso por aceptar que se produzca esta fuga de empresas y se permita a las corporaciones multinacionales aparcar el grueso de los beneficios en el exterior para así evitar el pago de impuestos en EE UU. “Esto lo vamos a cambiar”, aseguró en su intervención ante el foro, durante el que mantuvo una conversación con el inversor John Paulson.

Ford Motor explica que tras emigrar la producción del Focus a México, la planta que opera en Wayne (Michigan) se utilizará para coches más grandes. Así se evitará que haya una pérdida de empleo en EE UU. Fiat Chrysler también va a parar la producción del Dodge Dart. El margen de beneficio de los coches pequeños es más bajo, por eso buscan ahorros en países con una mano de obra más barata.

Trump promete si llega a presidente un crecimiento anual del 3,5% y la creación de 25 millones de puestos de trabajo en una década. “No hay límite al número de empleos que podemos crear y a la cantidad de prosperidad que podemos liberar”, afirmó. Lo que no fue es específico al exponer cómo piensa lograrlo, a la vista de la evolución demográfica y sus iniciativas para regular la inmigración.

El magnate volvió a repetir que si llega a presidente va a renegociar el NAFTA – el acuerdo de libre comercio con México y Canadá- y aseguró que el Gobierno mexicano acabará pagando por completo el muro que propone para poner fin a la inmigración ilegal. Trump se reunió hace dos semanas con el presidente Enrique Peña Nieto.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50