Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

India reta a Talgo a reducir el viaje de Nueva Delhi a Bombay a 13 horas

La compañía española prueba sus trenes para conseguir uno de los mayores contratos ferroviarios. Debe rebajar los tiempos de trayecto sin cambiar las vías

Varias personas observan un tren Talgo a su llegada a Bombay.

En India hay una gran expectación ante la posibilidad de que la empresa ferroviaria española Talgo desembarque en el país y reduzca considerablemente los tiempos de viaje en los principales trayectos. India tiene la red ferroviaria más extensa del mundo (unos 65.000 kilómetros), en la que transporta diariamente unos 23 millones de pasajeros. Sin embargo, está antigua y por ella se circula a muy baja velocidad en la mayoría de los recorridos. El Gobierno indio tiene una apuesta por modernizar y acelerar sus trenes, que son vitales para su desarrollo. Por ello pretende invertir con ayuda de empresas privadas nacionales y extranjeras unos 137.000 millones de dólares en los siguientes cinco años.

En la noche del lunes al martes, Talgo inició su última fase de pruebas en las que intenta reducir al menos en cuatro horas el trayecto entre Nueva Delhi, la capital administrativa de ese país, y Bombay, su centro financiero. Actualmente en cubrir este trayecto se tarda unas 17 horas y el objetivo es reducirlo al menos a trece horas, explico a Efe el portavoz del Ministerio de Ferrocarriles de la India, Anil Kumar. Aunque por ahora estas pruebas no garantizan a Talgo un contrato."No se ha tomado aún una decisión al respecto ni está en proceso. Cuando se completen las pruebas ya se verá", aseguró Kumar.

El tren con el que Talgo hace sus pruebas en India llegó al puerto de Bombay desde Barcelona el pasado 21 de abril. Circula por diésel y cuenta con 4.500 caballos de fuerza para mover sus nueve vagones, entre los que se incluyen dos de clase ejecutiva y una cafetería.

La compañía española pretende demostrar a las autoridades que sus trenes, que son más ligeros que los que tiene India, pueden circular más rápido sin necesidad de cambiar las vías existentes. Su consejero delegado, Jose Maria Oriol, se reunió el año pasado con el primer ministro indio, Narendra Modi, y la compañía comenzó la primera de tres pruebas en mayo. En julio, logro batir el récord de velocidad durante la segunda fase de pruebas: alcanzo 180 kilómetros por hora en un tramo de 84 kilómetros al norte de la India. Eso supuso ir más rápido que cualquiera de los actuales trenes de india. El tren más veloz es el Gatimaan Express, que puede alcanzar los 160 kilómetros en algunos trayectos, pero solo circula entre Delhi y Agra, la ciudad del turístico Taj Mahal.

Sin embargo, este martes, en el primer día de la tercera fase de pruebas, el convoy de Talgo llegó con más de dos horas de retraso debido a las fuertes lluvias del monzón que en este mes inundan algunas partes del país. Talgo tiene otras tres oportunidades para lograr su meta, pues se volverán a realizar pruebas los próximos 5, 9 y 14 de agosto.

La ventaja de los vagones ligeros

Mientras tanto, la expectación en India es máxima. El periódico Economic Times explica que India estaría interesada en al menos tres trenes superrápidos y una "oferta turística especial" de Talgo. "Los cuatro trenes cambiarán la forma en la que India viaja, con mejores servicios, tecnología de punta y, más importante aún, velocidad", asegura.

La ventaja de los vagones de Talgo, de aluminio, es que son más ligeros y toman menos tiempo para acelerar y desacelerar en las curvas, explicó al diario Indian Express Hemant Kumar, un miembro del consejo técnico de los ferrocarriles. Kumar asegura que en el cuarto intento (el próximo 14 de agosto) el tren español podría llegar en 11 horas y media a Bombay, tras alcanzar la velocidad máxima de 150 kilómetros por hora. Actualmente la velocidad promedio es de 91 kilómetros y la máxima de 130. Sin embargo el experto dice que tendrían que hacerse algunas modificaciones. "Tiene una menor altura en la plataforma y en esta forma no puede usarse. Después de las pruebas, si decidimos tomarlo, tendríamos que encontrar la manera".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información