Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Monte Dei Paschi, el más expuesto tras el examen

El banco italiano, el más antiguo del mundo, aprueba una ampliación de capital de unos 5.000 millones para reforzar su capital tras el análisis de la EBA

La sede del Monte dei Paschi en Siena (Italia).

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha publicado este viernes las pruebas de estrés de 51 entidades europeas, entre ellas seis españolas. Sin embargo, la atención estaba centrada esta vez en la situación de los bancos italianos y alemanes. El Monte dei Paschi es el que peor nota ha sacado del examen, una ratio de capital negativo del -2,44%.

Aunque casi en el tiempo de descuento, el Monte dei Paschi di Siena (M5S), el banco más antiguo del mundo pero también el que concita en sí mismo todos los problemas del sistema bancaria italiano, acaba de encontrar su tabla de salvación. El Banco Central Europea (BCE) ha dado el visto bueno definitivo a un plan de saneamiento que contempla un aumento de capital de 5.000 millones de euros y la venta de 9.000 millones de créditos deteriorados a Atlante, un fondo de inversión alternativo creado en abril de 2016 precisamente para ayudar a los bancos italianos en dificultades sin recurrir al dinero público.

Tras el consejo de administración celebrado en Siena para aprobar el plan de salvamento, algunos consejeros han expresado su satisfacción con un “ha ido todo bien”.

Tampoco ha superado el examen el banco irlandés Allied Irish Banks, con una calificación del 4,31% de capital una vez se estresan los balances para ver cuál sería el efecto de una recesión. La nota de corte está en 5,5% de ratio de capital, aunque, según el supervisor, el objetivo del examen no es identificar déficits de capital que requieran recapitalizaciones "inmediatas", como sucedía durante la crisis, sino "evaluar las vulnerabilidades que puedan persistir y comprender el impacto de una hipotética dinámica de mercado adversa sobre los bancos".

La debilidad del Monte dei Paschi di Siena (MPS), tercer banco italiano y el más antiguo del mundo, ha sido uno de los puntos destacados del examen junto con el estado de salud de las grandes entidades alemanas, el Deutsche Bank y el Commerzbank, que han superado con cierto margen el test con una calificación de 7,8% y 7,4% respectivamente.

El resto de entidades han superado el examen. Bank of Ireland ha obtenido un registro de capital del 6,15%. Societé Generale (7,5%) y Barclays (7,3%). Incluso el italiano Unicredit, sobre el que se vertían algunas dudas, ha logrado pasar con holgura la prueba (7,1%).

Deutsche Bank, que en 2015 sufrió una pérdida récord de casi 6.800 millones de euros, afronta ahora el reto de convencer a los inversores de que cuenta con suficiente liquidez. Para ello ha superado con margen el análisis de la EBA (7,8).

La EBA ha evaluado en total a 51 entidades de 15 países de la Unión Europea, 37 de ellas de la zona euro, con un mínimo de 30.000 millones de euros en activos. El organismo con sede en Londres no prevé divulgar una cifra conjunta del déficit de capitalización de la banca europea, como en otras ocasiones, pues parte de la base de que el sector está bien capitalizado.

Alemania es el país con más bancos que se han sometido al escrutinio de la EBA (10), incluidos el Deutsche Bank y Commerzbank, seguido de España (6) y Francia (6), mientras que Italia cuenta con cinco entidades analizadas, y Holanda, Reino Unido y Suecia, cuatro cada uno.