Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco Monte dei Paschi di Siena se deprecia un 30% en dos días en Bolsa

La entidad toca su mínimo en plena negociación sobre su posible rescate

Sede del Monte dei Paschi en Siena.
Sede del Monte dei Paschi en Siena.

El banco italiano Monte dei Paschi di Siena vivió este martes otro día negro en la Bolsa de Milán. Con una caída del 13,4%, la tercera entidad del país por volumen de crédito ahondó en sus mínimos históricos, hasta tocar los 0,27 euros por título. Su cotización llegó a ser suspendida hasta dos veces durante la sesión, mientras que su valor de mercado cayó por debajo de los 1.000 millones de euros. En las últimas dos sesiones, los títulos de Monte dei Paschi se han dejado un 30% de su valor.

El Monte dei Paschi di Siena, el banco más antiguo del mundo, es el principal enfermo del sector financiero italiano. Su supervivencia depende, según los analistas, de una inyección de unos 40.000 millones con la que se debería reducir la morosidad. El Banco Central Europeo remitió el lunes una carta a la entidad en la que instó a reducir su volumen bruto de préstamos dudosos hasta los 32.600 millones, de los 46.900 millones que tenía a finales de 2015.

El plan de reducción de la morosidad del banco exigida por el BCE desencadenó una huida de los inversores. Según las normas vigentes, una inyección de capital por parte del Gobierno italiano implicaría que los accionistas y los bonistas pagaran de su bolsillo parte de la recapitalización. Desde el lunes, cuando se filtró la carta, muchos inversores decidieron abandonar la entidad, cuyas acciones se desplomaron un 75% en lo que va de año.

El plan dibujado por Fráncfort podría, por otro lado, traducirse en una pérdida parcial de los depositantes que tengan más de 100.000 euros en el banco. Este escenario es el que quiere evitar a toda costa el Gobierno italiano. El presidente Matteo Renzi recordó este martes la prioridad de salvaguardar las cuentas corrientes de los clientes del Monte dei Paschi, pero tranquilizó sobre el compromiso de su Gobierno para soluciones que "respeten las normas comunitarias".

El próximo 29 de julio, después de publicarse los resultados de las pruebas de solvencia del sector financiero italiano, se sabrá si Monte dei Paschi recibirá las ayudas públicas necesarias para salir indemne de esta tormenta perfecta. En este sentido, el Gobierno italiano se alegró de recibir las palabras tranquilizadoras del BCE.

Ignazio Angeloni, miembro del consejo de vigilancia de la institución, afirmó que las ayudas públicas a los bancos son medidas "fundamentales" admitidas también en otras jurisdicciones, como la de Estados Unidos. "Ayudas públicas que deben utilizarse no más de los necesario, pero tampoco menos", especificó.

Más información