Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches a particulares suben pese al limbo político

El primer semestre se cierra con las matriculaciones al alza en todos los segmentos

El Dacia Sandero ha sido el modelo más vendido a clientes particulares en el primer semestre de 2016.
El Dacia Sandero ha sido el modelo más vendido a clientes particulares en el primer semestre de 2016.

No parece que la inestabilidad política esté frenando las ventas de automóviles en España, más bien todo lo contrario. Al cierre del primer semestre, las matriculaciones crecen en todos los canales, tanto en empresas, como en alquiladoras y en especial en el de particulares, el de mayor volumen, con casi la mitad del mercado.

Este último aspecto es sin duda lo más destacado, porque está evolucionando cada vez mejor a medida que pasan los meses, sin que parezca afectarle la incertidumbre política. Así, mientras las ventas a clientes privados crecían a tasas entre el 2% y el 3% en el primer trimestre, en el segundo han pasado al 14% de media y siguen subiendo: 15,3% en junio. El fin del Plan Pive 8 el 31 de julio, del que solo quedan disponibles 25 millones de euros, podría explicar el impulso en junio, pero no en los meses anteriores. En cambio, la mejora de la financiación y la caída de los precios de la luz y los combustibles si han podido impulsar las ventas al elevar la renta disponible.

Si en lo que queda de año se confirma la mejora del canal de particulares, el mercado español podría cerrar el año por encima de 1,3 millones de unidades —superando las previsiones— porque las ventas a empresas para alquileres siguen creciendo a dos dígitos.

Las ventas de coches a particulares suben pese al limbo político

Entre las marcas, Opel mantiene un liderazgo sólido basado en el fuerte crecimiento del primer semestre (+21,5%); Volkswagen (VW) es segunda con más de 49.000 unidades, pero no termina de coger el ritmo (+1,7%), y por detrás, a 7.000 unidades de los primeros llega Renault, seguida de Peugeot a 8.000. Los cuatro se disputarán el triunfo a final de año, y lo normal es que las diferencias se estrechen e incluso desaparezcan. Y es que mientras Opel perderá el apoyo de las ventas a rent a car, que son muy estacionales y suponen casi la mitad de sus matriculaciones (45%), VW debería recuperar el terreno perdido con el cambio de modelo del Tiguan, y Renault también podría subir a medida que la producción del nuevo Mégane alcance su ritmo de crucero. Peugeot tiene menos margen, con solo la liquidación del 3008 y la llegada en otoño de su sustituto, con un diseño SUV más acorde a lo que pide el mercado.

En las tendencias del producto, el primer semestre confirma el tirón de los todoterrenos modernos (SUV). Las matriculaciones de los pequeños, tipo Nissan Juke, suben un 42%; las de los medianos un 23% y las de los grandes un 39%. Y lo hacen a costa de las berlinas medias (-6%) y sobre todo de los monovolúmenes, sus grandes víctimas, que caen en picado: un -28% los pequeños y un -15% los medianos.

EL impulso del Kadjar

Renault recupera el liderato de ventas en junio, impulsada en parte por el tirón del Kadjar, su SUV de tamaño medio: “Hemos conseguido unos resultados excepcionales este mes gracias a la demanda de los Kadjar y Mégane”, explica Iván Ségal, Director General de Renault Iberia.

Sin embargo, las ventas de estos modelos presentan diferencias: mientras las 1.895 matriculaciones del todoterreno suponen un 950% más que las del mismo mes de 2015, las 3.634 del Mégane representan una caída del 8,9% sobre el mismo período del año anterior. “El dato no es representativo porque estamos aún en fase de lanzamiento. Pero si comparamos estas unidades con los 2.371 Mégane vendidos en mayo, el crecimiento es importante”, resalta Segal. Y añade: “Hemos insistido a la red para que los clientes prueben siempre los coches y está empezando a dar sus frutos”.

La demanda del Kadjar y el Mégane está llevando al límite la producción de la factoría de Renault en Palencia, y ha obligado a la marca francesa a instaurar un cuarto turno de trabajo para fines de semana y festivos que empezará en septiembre y saturará su capacidad de fabricación.

Ganadores y vencidos

Aunque el mercado español ha crecido en el primer semestre, no todo el mundo lo está pasando igual de bien en la fiesta. La estrella es sin duda Opel, pero entre las marcas de más volumen destacan también Peugeot y Fiat, que suben en torno al 20%. En el otro extremo Ford y Seat caen un 13% y un 9% respectivamente. Pero lo más curioso de unos y otros es que la explicación está en el mismo sitio: las ventas a ‘rent a car’, las menos rentables. Así, mientras las de Opel, Fiat y también Renault suben en torno al 30% respecto a 2015, Seat y Ford han preferido mejorar márgenes comerciales bajando su presencia en dicho canal (15% y 31%). Y las 3.000 unidades que pierde cada una explican el total de lo que ha caído la marca española y dos terceras partes de la bajada de Ford. Además, destacan los crecimientos en torno al 40% de marcas más minoritarias, como Mazda, Smart, Honda y Jeep.

» suben las ‘premium’ Audi sigue ganando la batalla entre las marcas exclusivas tras los seis primeros meses y lleva 6.000 unidades de ventaja sobre BMW y Mercedes, que están separadas solo por 150 coches. Pero lo más destacado es que las tres crecen por encima del 20%, aunque un poco más la última, que supera el 25%. Y la subida se replica en las otras ‘premium’ más pequeñas, como Jaguar (+208%), Infiniti (40%), Lexus (32%) y Land Rover (17%).