Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Francisco tendrá su Congreso Mundial de Móviles

GSMA, organizadora de la cita de Barcelona, estrenará una edición centrada en América en 2017

Un expositor en el Mobile World Congress de Barcelona el pasado mes de febrero
Un expositor en el Mobile World Congress de Barcelona el pasado mes de febrero REUTERS

Al congreso de mundial de móviles que cada año se celebra en Barcelona le sigue saliendo competencia. Shanghái fue el primer paso en la nueva estrategia de GSMA, el consorcio de fabricantes y operadoras móviles que organiza la cita anual en España. El MWC, siglas en inglés por las que se conoce el Mobile World Congress, lanzó la versión para Asia, que se celebra hasta el 1 de julio. Y ahora tendrá competencia también en América: entre el 12 y el 14 de septiembre de 2017 tendrá lugar una nueva edición en San Francisco.

Hasta 2015, cuando se hizo la prueba con Shanghái, la cita de Barcelona era la única. El encuentro de San Francisco será unos días después de la fecha no oficial escogida por Apple para anunciar un nuevo iPhone. La empresa de Cupertino suele presentar su nueva generación de teléfonos entre los días 7 y 10 de septiembre, pero se anuncia solo una semana antes y no están atados a ningún patrón. Se da la circunstancia de que Apple nunca asiste a ninguna feria de la industria, tan solo a sus propios eventos.

GSMA se une a CITA, siglas inglés de la Asociación de la Industria de Telefonía Móvil, que cada año celebraba la Super Mobility Week. Contar con el sello de GSMA le da empaque mundial. La intención de GSMA es crear una comunidad mundial de empresas, medios y servicios relacionados con los móviles, los contenidos y las aplicaciones que mantengan actividad y debate a lo largo del año. También será una fórmula para crear un ciclo de presentación de terminales y acuerdos sin tener que anclarse al evento de Barcelona.

John Hoffman, máximo responsable de la organización, ha definido la cita de San Francisco como un evento de gran escala. “La industria móvil en Estados Unidos es la más sólida y desarrollada de la región. Lidera la innovación en hardware, sistemas operativos, aplicaciones y servicios. El congreso de las Américas quiere poner el foco en hacer que se mantenga el ritmo y se extienda a todo el continente”, confirmó en una nota.

GSMA quiere que el MWC de San Francisco, cuya localización exacta todavía no se ha desvelado, se convierta en una referencia. Meredith Attwell Baker, presidenta de CITA, valora la cita como una oportunidad para impulsar la adopción del 5G y el Internet de las cosas. “También servirá para dar talleres, sesiones y conferencias”, aclaran desde su organización, algo que también se potencia en la versión original de Barcelona.

Se espera una asistencia de 30.000 profesionales y 1.000 exhibidores. En Shanghái han registrado 70.000 congresistas. En  Barcelona se llega a 100.000, todavía muy lejos de estos nuevos seminarios asociados, pero que se antojan capaces de hacerle perder influencia o diluir lo que significa para la industria. No hay que perder de vista que, más allá de los espacios de la Fira, los hoteles se convierten también en centros de negocios. La venta de Nokia a Microsoft se fraguó en el Hotel Rey Juan Carlos I. Fuentes cercanas a la organización destacan el malestar que creó la huelga de transporte en marzo. Barcelona y GSMA tienen contrato vigente hasta 2023. En 2015 se cumplieron 10 años desde el primer congreso. Un estudio contratado por GSMA indica que gracias al GSMA llegan a Barcelona 436 millones de euros y se generan más 12.000 empleos. Matizan también que el contrato está anclado a su cumplimiento. En el mismo se detalla hasta la cantidad de trenes por hora, buses y metros que deben llevar y traer a los asistentes en horas punta.

Más información