Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB crece el 0,7% el segundo trimestre, una décima menos que en el arranque del año

El Banco de España avanza que la economía española sigue al alza pero percibe ralentización en la obra pública

El ministro de Economía, Luis de Guindos EFE

La economía española creció en el segundo trimestre del año un 0,7%, según los cálculos preliminares del Banco de España. Se trata de una décima menos que en el arranque del año y que en los dos últimos trimestres de 2015. Este dato supone confirmar la tendencia de un crecimiento más leve que ya habían pronosticado todos los organismos y que el propio Gobierno había adelantado en los últimos meses.

El PIB crece el 0,7% el segundo trimestre, una décima menos que en el arranque del año

"La información coyuntural más reciente continúa apuntando a un crecimiento robusto de la actividad. En concreto, en el período abril‑junio, se estima que el PIB habría avanzado a un ritmo del 0,7% intertrimestral", vaticina en su boletín económico de junio el organismo presidido por Luis Linde. El consumo sigue mostrándose sólido, así como la recuperación del sector inmobiliario privado. En cambio, la obra pública sí que parece estar sufriendo un cierto parón, según indica la institución sita en Cibeles.

"Desde la perspectiva de la demanda, la composición de este aumento del producto no habría experimentado variaciones sustanciales con respecto a lo observado en el tramo inicial del año. Así, la evolución favorable del mercado de trabajo y la mejora de las condiciones financieras habrían seguido sustentando la expansión del consumo de los hogares, a un ritmo muy similar al de los trimestres anteriores", explica el informe en relación con los acicates al crecimiento. A juicio del Banco, el empleo continúa exhibiendo un tono positivo y crecerá un 0,7% trimestral en términos de contabilidad nacional, una décima menos que entre enero y marzo. 

En el lado menos positivo, señala: "La inversión empresarial habría experimentado una cierta ralentización, conservando, no obstante, su pauta expansiva. Dentro de la inversión en construcción, el componente residencial habría continuado su proceso de recuperación, en un contexto  de repunte de las compraventas de viviendas. Por su parte, el debilitamiento reciente de algunos indicadores, como el consumo de cemento o las afiliaciones a la Seguridad Social en la rama de ingeniería civil, sugiere que la inversión en otras construcciones podría estar acusando una desaceleración de la obra pública".

En cuanto al sector exterior, se dibuja un repunte de las exportaciones después de que éstas hubiesen experimentado un "debilitamiento notable" durante el primer trimestre. Y lo hace tirado por la demanda de la zona euro frente a unos mercados emergentes que padecen una coyuntura más frágil. La entidad también destaca el buen comportamiento del turismo, lo que llevará junto con la mejora de las exportaciones a una contribución más favorable del sector exterior hasta situarse en valores neutros o ligeramente positivos. 

El Banco de España advierte además de la necesidad de aumentar la disciplina para conseguir las metas presupuestarias comprometidas con Bruselas. "El cumplimiento del objetivo de déficit público fijado para este año por la Administración Pública del Estado requerirá, a la luz de los datos de ejecución presupuestaria disponibles, que el aumento de los ingresos y/o la contención del gasto en lo que resta de 2016 sean superiores a lo observado en los primeros meses del ejercicio. En concreto, la recaudación debería mejorar en los próximos trimestres para aproximarse a la previsión oficial de aumento de los ingresos en el conjunto de 2016 (del 3,5%). Por su parte, el cumplimiento del objetivo agregado de gasto público, que comporta un avance del 0,1%, requirirá una ejecución presupuestaria estricta por parte de todas las AAPP", subraya el organismo supervisor.

En lo que respecta al impacto del Brexit sobre los mercados financieros, la entidad resalta que es difícil discernir entre qué parte obedece a efectos de medio y largo plazo sobre la economía y cuál se corresponde simplemente con un repunte transitorio de la volatilidad. Si bien la zona euro sorprendió con un crecimiento al alza, estas perspectivas se encuentran ahora "sometidas a riesgos a la baja", sobre todo como consecuencia del plebiscito británico. "Desde comienzos de junio, se puso de manifiesto la persistencia de elementos de vulnerabilidad de la economía mundial, a medida que la incertidumbre acerca del resultado del referéndum en el Reino Unido dio paso a un episodio de turbulencias que el desenlace de la consulta ha amplificado con intensidad", sostiene el boletín. O lo que es lo mismo, la salida de Reino Unido de la Unión subraya la todavía delicada situación de la economía global.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >