_
_
_
_
_

Botín: “Seguimos tan comprometidos como siempre con el Reino Unido”

El Santander es el banco español más afectado ya que el 23% de su beneficio procede de la filial británica

Íñigo de Barrón
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFE/Archivo

La presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, aseguró este viernes en un comunicado que "seguimos tan comprometidos como siempre con nuestros equipos y clientes en Reino Unido", sin hacer ninguna referencia explicita a la decisión de los británicos, en referéndum, de salir de la UE.

Además, subrayó que "nuestro modelo de negocio diversificado y centrado en banca comercial nos aporta estabilidad y fortaleza".  La responsable de la entidad indicó que el "Santander tiene como misión contribuir al progreso de las personas y de las empresas en sus diez mercados clave en Europa y América".

Botín indicó también que el banco "ha demostrado su solidez a lo largo de su historia y pagado dividendo a sus accionistas de manera ininterrumpida en los últimos 50 años", en referencia velada a la capacidad de la entidad para sobreponerse a las crisis de las últimas décadas.

Las acciones del principal banco de la zona euro (y que en el futuro podría ser de toda Europa cuando se materialice la marcha del Reino Unido) están cayendo un 22% en la Bolsa española. Es la entidad española más afecta porque genera el 23% de su beneficio en Reino Unido, con 1.971 millones de resultados, y 283.000 millones en créditos. La filial británica cuenta con unos cinco millones de clientes, 20.000 empleados y unas 850 sucursales.

Según un informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI), se estima que Santander UK es depositario de entre el 10 y el 20% de las cuentas corrientes británicas.

Oliu: "El Sabadell no cambia de estrategia"

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha asegurado que el resultado del referéndum en Reino Unido, que ha dado la victoria al 'Brexit', no cambia la estrategia de la entidad en dicho país.

"El despliegue de la potencia comercial de TSB, el enfoque minorista de esta filial y la exitosa ejecución de la migración tecnológica son las bases de la creación de valor y son independientes del estatus del Reino Unido frente a la Unión", ha subrayado Oliu.

En su opinión, aunque el nuevo escenario puede dar paso a un período de incertidumbre a corto plazo, cabe esperar que el nuevo marco de relaciones entre la UE y el Reino Unido sea "adecuado, salvaguarde el libre comercio y la libertad de movimiento de capitales entre ambas partes y permita una positiva evolución económica a medio y largo plazo".

"Tanto el Reino Unido como el resto de países de Europa tienen la convicción de que el libre comercio contribuye al bienestar de sus ciudadanos y es en este marco que esperamos se desarrollen las negociaciones comerciales que se establezcan", ha añadido.

AEB: "No hay que dramatizar"

El 15 de junio pasado, el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, pidió "desdramatizar" un posible triunfo del Brexit porque sería "un proceso muy gradual", para el que la UE está preparada. "Esperamos lo mejor, pero estamos preparados para lo peor", resumió en su intervención en los cursos de verano organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Esta mañana, la AEB, siguiendo en la misma línea, ha intentado rebajar la tensión con un comunicado en el que dice que los bancos españoles están preparados para afrontar cualquier contingencia por la situación del Reino Unido.

No obstante, admite que "solo con el paso del tiempo será posible valorar con certeza el impacto económico, puesto que tanto la desvinculación efectiva del Reino Unido de la Unión Europea como el establecimiento de las nuevas relaciones serán probablemente procesos lentos y de medio plazo".

La patronal también afirma que las autoridades monetarias mundiales "están preparadas para amortiguar la inestabilidad financiera" derivada de la incertidumbre como consecuencia del Brexit. Recuerdan que ahora "se iniciará un proceso de negociación para fijar las condiciones de la salida, cuyo plazo, inicialmente de dos años, podría ser ampliado si fuera preciso. No hay plazo fijado a priori para concluir esas conversaciones. Mientras tanto, el Reino Unido seguirá siendo miembro de la UE".

Por otro lado, el portavoz de la AEB, José Luis Martínez Campuzano, recuerda que la próxima semana hay un Consejo Europeo. "Es importante recordar que el resultado práctico a corto plazo del referéndum, en función de la continuidad del Reino Unido como parte de la UE, es nulo", subrayó.

En este punto, Campuzano explica que Reino Unido seguirá siendo miembro de la UE mientras "se negocia su salida y también probablemente mientras se negocian las nuevas relaciones comerciales y financieras con Europa. Es lógico que haya inquietud e incertidumbre en estos momentos. El miedo es racional. El pánico es claramente irracional. Y ante el riesgo de pánico, es bueno reiterar que las autoridades monetarias mundiales están preparadas para amortiguar la inestabilidad financiera derivada de la incertidumbre y que el impacto económico negativo se dilatará con el tiempo". En su opinión, será "un periodo largo, mínimo de dos años pero sin un plazo máximo claro".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Íñigo de Barrón
Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_