Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guatemala pone al día su turismo

El país centroamericano aprende buenas prácticas internacionales para potenciar una industria en auge

El lago Atitlán, en Guatemala, es uno de los principales destinos turísticos del país.
El lago Atitlán, en Guatemala, es uno de los principales destinos turísticos del país.

"Primero se formaron la tierra, las montañas y los valles; se dividieron las corrientes de agua, los arroyos se fueron corriendo libremente entre los cerros, y las aguas quedaron separadas cuando aparecieron las altas montañas", cuenta el Popol Vuh, el libro sagrado del pueblo quiché. "Así fue la creación de la tierra (...) cuando el cielo estaba en suspenso y la tierra se hallaba sumergida dentro del agua". Hoy la tierra de los quichés está en Guatemala, un país de 16 millones de habitantes, con una costa en el Pacífico y otra en el Caribe, y que busca "no superar, pero al menos igualarse" con otros países latinoamericanos a la hora de promocionar sus recursos turísticos, en palabras del director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), Jorge Mario Chajón. La posición geográfica y el desarrollo histórico del país lo han dotado de un inmenso potencial turístico; sin embargo, ese desarrollo se enfrenta a unos retos igualmente enormes. Es para debatir esos retos y oportunidades que EL PAÍS y el Inguat organizaron un desayuno en la redacción del diario en Madrid.

Hay muchos factores que favorecen a Guatemala como destino turístico. "Cuba puede tener mejores playas o Costa Rica puede tener una naturaleza más exuberante", comenta Paco Nadal, periodista de EL PAÍS y viajero empedernido. "Pero ninguno de esos países tiene las dos cosas a la vez. Guatemala tiene selva, tiene playas, tiene volcanes, tiene ciudades coloniales y tiene la riqueza de su herencia cultural maya, que, además, es una cultura viva, no es una pose". Para Chajón, sin embargo, el principal atractivo del país es otro. "La gente", considera. "En Guatemala se recibe muy bien al visitante".

Las cifras oficiales afirman que en 2015 casi 750.000 viajeros entraron en Guatemala. Sin embargo, muchas de esas cifras incluyen visitantes de los vecinos El Salvador, Belice y Honduras, en algunos casos para excursiones de un día en las localidades fronterizas. De los países que no son de la región, Estados Unidos y Canadá fueron la principal fuente de turistas, con más de 165.000 el año pasado. Le siguieron Sudamérica (con 56.821) y Europa (34.455).

Son cifras muy pequeñas para el potencial del país, sobre todo para una región cuya economía está creciendo de forma vigorosa. "La media del crecimiento del turismo global ronda entre el 4% y el 5%", explica Carlos Vogeler, director ejecutivo de Relaciones con los Miembros de la Organización Mundial del Turismo (OMT). "En América Central, ese nivel ronda el 7%". Ese desarrollo exige nuevos compromisos por parte del sector turístico. "Por un lado, el reto de mejorar las infraestructuras y aumentar la capacitación de la mano de obra", enumera Vogeler. "Por otro lado, hace falta un compromiso institucional: que todos entiendan que el turismo tiene un efecto multiplicador para el crecimiento y el desarrollo".

"No basta con tener recursos turísticos", completa Marta Blanco, directora general de Turespaña, la oficina española de turismo. "Hay que convertir esos recursos en productos turísticos competitivos que generen valor añadido. Y ese es el gran reto".

Infraestructuras

Uno de los pasos para lograrlo es la mejora de las infraestructuras. Los dos aeropuertos internacionales del país, el de la ciudad de Guatemala y el Mundo Maya (que da acceso al norte del país, reserva de la biosfera y lleno de yacimientos mayas como el de Tikal) han sido reformados o están en proceso de reforma, y el Gobierno ha incluido dentro de sus objetivos la mejora de los puertos para cruceros (en especial, los que dan al Caribe, el mercado crucerístico más importante de las Américas).

Las infraestructuras de transporte necesitan usuarios e Iberia, la aerolínea líder en el mercado entre Europa y Latinoamérica, quiere aprovechar el impulso que pueda recibir el sector en Guatemala. "Ahora mismo tenemos cuatro vuelos por semana, haciendo una ruta triangular Madrid - Guatemala - San Salvador - Madrid", explica Frédéric Martínez, director de ventas en América Latina de la compañía del grupo IAG. "Utilizamos los Airbus A330-200, los aviones más modernos de nuestra flota". "Harían falta más frecuencias", apostilla Nadal. "El mercado guatemalteco está creciendo y vemos una posibilidad de ir aumentando las frecuencias, con prudencia", puntualiza Martínez.

Otro de los mecanismos es valorizar los destinos turísticos a través de los clubes de productos turísticos, organizaciones formadas por instituciones públicas y privadas con un tema común. Es un sistema que en España funciona desde hace décadas. "Tenemos la Red de Ciudades con AVE, la Red de Juderías, el club Saborea España, especializado en el turismo gastronómico", explica Blanco. "Guatemala debería hacer lo mismo con sus volcanes". "Tenemos 33 volcanes", coincide Chajón. "El propio presidente a veces bromea diciendo a los visitantes: '¿Cómo los quieren?'. Hay unos en los que en el cráter hay un lago, otros con campo de fútbol, y también los hay activos: en algunos se puede cocinar, y en otros las fumarolas asustan a los turistas". Entre otros mercados especializados que Guatemala busca atraer están la pesca y el turismo de aves.

Lista de reformas

Chajón fue reclutado del sector privado por el recién inaugurado presidente Jimmy Morales para responsabilizarse de un sector que representa un 3% del PIB del país chapín. Además de reformar la propia institución del Inguat, el nuevo director está gestionando una larga lista de reformas, cuya base es un plan maestro de turismo que establecerá las políticas del país hasta 2025. "Eso va más allá del Gobierno del presidente Morales; eso son dos mandatos presidenciales y medio", comenta. "Queremos establecer una política que transcienda a los Gobiernos y se conviertan en auténticas políticas de Estado".

Entre otros cambios estructurales, el Gobierno guatemalteco está impulsando una Ley de Incentivos que fomente las inversiones en el sector y una relajación de las leyes de protección de las áreas arqueológicas para permitir desarrollar mejores infraestructuras turísticas. "Las carreteras mayas eran de primerísima calidad, mucho mejores de las que hay hoy", señala el director del Inguat. "Creemos que las áreas arqueológicas deben protegerse, por supuesto, pero queremos mejorar los accesos".

Y, por supuesto, aprender buenas prácticas. El Gobierno de Morales ha llegado a un acuerdo con Cuba —un país para el que el turismo es una de las más importantes políticas de Estado— para colaborar en el desarrollo del sector en ambos países. Entre otras iniciativas, 25 guatemaltecos aprenderán en Cuba sobre turismo de eventos, mientras que 25 cubanos aprenderán atención al cliente y servicio en Guatemala.

Otro de los factores que, según el director del Inguat, están mejorando la calidad del sector turístico chapín es el desarrollo de parques temáticos como el de Xetulul, a 50 kilómetros de Quetzaltenango, la segunda ciudad de Guatemala, y a 200 de la capital. Con un área de 130.000 metros cuadrados, es el mayor parque temático de América Central y el tercero de América Latina. "Los guatemaltecos van y se encuentran un entorno limpio, seguro, donde las cosas funcionan", explica Chajón. "Y eso les convierte en más exigentes a la hora de consumir". Y lo sabe de primera mano: el propio Chajón participó en el desarrollo de Xetulul como gerente de marketing del Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada (Irtra), el propietario del parque.

Uno de los problemas del país es la violencia, que según la OMT es el principal factor que retrasa la competitividad turística de Guatemala. "La seguridad tiene que ser entendida en un contexto amplio, que incluye la asistencia sanitaria", considera Blanco. El Ministerio de Exteriores y Cooperación español recomienda a los viajeros tener "extrema precaución", especialmente después de que una oleada de violencia causara problemas en la Antigua Guatemala, a 40 kilómetros de la capital y uno de los principales destinos turísticos. El Gobierno ha reaccionado con la creación del Programa de Asistencia al Turista, y los resultados se empiezan a notar. "Yo he ido en coche por Guatemala, tomando las obvias precauciones, y es relativamente seguro comparado con otros países de la región", comenta Paco Nadal. "Y, lo que es más importante: es un país con imagen positiva y que genera filias, y eso es muy bueno".

JORGE MARIO CHAJÓN
Director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat)

“Lo mejor que tiene Guatemala es su gente. Los guatemaltecos reciben muy bien al visitante”.

MARTA BLANCO Directora general de Turespaña 

“El sector turístico tiene mucho futuro y mucha capacidad de crecer, pero con el crecimiento viene una mayor competencia y la obligación de ser más competitivos”

CARLOS VOGELER
Director ejecutivo de Relaciones con los Miembros de la Organización Mundial del Turismo


“El turismo ha demostrado ser no solo un factor económico, sino un poder transformador social”.

FRÉDÉRIC MARTÍNEZ

Director de Ventas de Iberia para América Latina 

“Con lo que tiene Guatemala, podría hacerse mucho más, porque el producto está ahí”.

PACO NADAL

Periodista de EL PAÍS especializado en viajes

"Guatemala es el país más completo de Centroamérica. Lo que necesita es no cometer los errores con la naturaleza que se tuvieron en España, mantener viva la cultura indígena y que esta sea parte del turismo".