Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comunidades sobrevaloran sus ingresos en unos 6.500 millones

Fedea señala que las autonomías vuelven a inflar sus previsiones de ingresos en 2016, aunque menos que en años anteriores

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras. EFE

Las comunidades autónomas han vuelto a inflar los ingresos para cuadrar los presupuestos de 2016, según el análisis que ha realizado la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) sobre las cuentas regionales para 2016. Este think tank, uno de los más prestigiosos, recuerda que "a posteriori, estas previsiones han quedado muy lejos de cumplirse, provocando el incumplimiento de los objetivos de déficit".

Ya ocurrió el año pasado cuando casi el 60% de la desviación sobre el objetivo de déficit, algo más de 6.000 millones, provino de que los ingresos que recibieron realmente las comunidades fueron menores a los que habían previsto. Las Administraciones autonómicas registraron un déficit del 1,66% del PIB frente al 0,7% previsto.

Fedea recalca que "el grueso del problema se concentra en las partidas de ingresos gestionadas directamente por las comunidades". El centro de análisis económico explica que la desviación sobre los gastos presupuestados por las comunidades ascendió a 3.425 millones de euros, la mayor parte de esta cantidad se debe a los tratamientos de la hepatitis C, los contratos de colaboración público privada no contabilizados por Cataluña y otros gastos extraordinarios ligados a la devolución de la paga extra.

Las comunidades sobrevaloran sus ingresos en unos 6.500 millones

Respecto a las cuentas de 2016, Fedea considera que "la previsión de ingresos también parece poco realista". Las comunidades han presupuestado unos ingresos no financieros superiores en 14.000 millones de euros a los registrados en 2015. Cerca de la mitad de este aumento, unos 7.460 millones, se corresponde con el incremento de las entregas a cuenta y liquidación del sistema de financiación autonómica."El resto del incremento previsto de ingresos, sin embargo, está sujeto a una incertidumbre mucho mayor", advierte Fedea.

Las autonomías esperan ingresar casi 3.800 millones de euros en las partidas de ingreso no sujetas a liquidación, en su mayoría se corresponden a tributos propios y venta de patrimonio, uno de los capítulos que sobrevaloran recurrentemente. "Los ingresos correspondientes al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Enajenación Inversiones Reales y Resto de Transferencias Corrientes y de Capital parecen estar sobrevalorados en los Presupuestos regionales para 2016". Manuel Díaz y Carmen Marín, autores del informe, advierten de que la previsión de las comunidades autónomas sobre los ingresos por entregas a cuenta y liquidaciones del sistema de financiación son aún más arriesgadas. "Excederán en más de 2.700 millones los previstos en los Presupuestos del Estado. Esta cantidad proviene de Cataluña y la Comunidad Valenciana, que han incluido un anticipo sobre el Fondo de Competitividad que no está previsto ni en la ley de financiación regional ni en los Presupuestos estatales de 2016".

"Las comunidades han sesgado nuevamente al alza el presupuesto de ingresos de 2016, aunque seguramente en menor medida que en 2015", advierten los autores del estudio. No obstante, creen que las comunidades podrán cumplir con el nuevo objetivo de déficit para este año, situado en el 0,7% del PIB, si son rigurosos con la ejecución de sus gastos ya que el fuerte incremento de los recursos de la financiación autonómica permitirá avanzar en la consolidación fiscal.