Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Mondragón rechaza salir a Bolsa “en este momento”

Javier Sotil anuncia que la Corporación presentará en breve unos resultados que mejoran los de 2014

Javier Sotil en los desayunos de Adype
Javier Sotil en los desayunos de Adype

La Corporación Mondragón sigue creyendo en sus valores. Su presidente Javier Sotil, ha dicho en San Sebastián que el grupo se vale por sí mismo para acometer la financiación de sus inversiones y que descarta salir a bolsa para capitalizarse "en este momento". Tras considerar que ya está superada la crisis de financiación que sobrevino al cierre de Fagor y a la elevada deuda de Eroski, Sotil ha dicho que la corporación "está ya en una rampa absoluta de crecimiento" como demuestra la mejora de sus resultados.

El presidente de Mondragon ha participado en un desayuno-coloquio organizado en San Sebastián por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi (ADYPE) en el que ha pronunciado una ponencia titulada "Una mirada al futuro desde Mondragón".

Sotil, que se jubilará el próximo 1 de agosto, y será relevado en el cargo por Íñigo Ucín, no ha querido facilitar, sin embargo, cifras concretas sobre los resultados de 2015, que serán presentados este mismo mes, aunque sí ha adelantado que sus ventas superarán los 10.985 millones de euros de 2014. "Ha sido un año excelente tanto en ventas como en resultados" en el que creó unos 1.200 empleos en el sector industrial, 800 de ellos en Euskadi y Navarra.

La Corporación, que se prepara para el congreso interno que celebrarán el 20 de julio, cuenta ahora con unos 75.000 trabajadores, de los cuales 11.000 están en el extranjero. En esa cumbre en la que sentarán las bases del modelo hasta 2020, debatirán dos ponencias, una relacionada con el proyecto futuro de la corporación, -que según algunas fuentes pasaba por capitalizarse en el parqué- y otra sobre la "política socioempresarial".

Según ha dicho Sotil "muchas cooperativas han visto en los últimos años cómo sus mercados y nivel de actividad se han reducido drásticamente" lo que ha obligado a "activar medidas de todo tipo y a gestionar de modo muy diferente y exigente los negocios para recomponer la actividad". "Dentro de las cooperativas hemos hecho de todo. Bajar las nóminas, modificar jornadas, trabajar cuando hay actividad y cuando no parar. Ha sido una constante en estos años" en los que se ha conseguido "salir adelante", ha subrayado.

Ante los rumores que apuntaban a una reestructuración en la entidad financiera del grupo, Caja Laboral, Sotil ha dicho que no hay nada. Caja Laboral "es una de las primeras entidades del sector," y ha hecho "un paso de la crisis excelente". Caja Laboral va a "apretar en elementos que le han sido importantes", como "mantener la fidelidad de los clientes que sabe que los tiene, mantener su imagen allí donde está y, sobre todo, no jugar a cosas que no le corresponden". Sotil se ha mostrado "totalmente convencido" de que el de la entidad "es un proyecto de futuro".

 

Más información