Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así son los billetes de 500 euros, en peligro de extinción

Es el tercer billete de mayor valor del mundo, y uno de los más grandes. España llegó a acumular el 26% de los que había en circulación durante la burbuja

Billetes de 500 euros. efe / atlas

La impresión del billete de 500 euros, el de color morado, el que más valor tiene entre los billetes de euro, tiene los días contados. Entró en los bolsillos de los europeos con la llegada del euro, a partir de 2002, cuando se pusieron en circulación algo más de 60 millones de unidades. Ahora, cuando ha alcanzado la cota de 594 millones de unidades en circulación en marzo de 2016, el BCE ha decidido hoy acabar con su emisión. De ellos, 68 millones circulan en España, según los últimos datos del Banco de España, un 11,4% del total.

En sus casi 15 años de vida, el billete de 500 euros se ha relacionado con las grandes fortunas y las grandes estafas. Es, de hecho, uno de los billetes que más valor tiene entre todas las divisas del mundo, solo superado por el de 1.000 francos suizos (909 euros) y el de 10.000 dólares de Singapur (6.404 euros). Equivale a más de 570 dólares y más de 395 libras.

Su valor obligó a incluir nuevas y especificas medidas de seguridad para evitar falsificaciones. Entre las principales, la del sello holográfico, el holograma que alterna el valor del billete y el símbolo del euro según la orientación. Si se observa el billete a contraluz, aparecerá una marca de agua; además, como otros billetes de menor valor, está atravesado verticalmente por un hilo enquistado en el interior del papel. Este está hecho de fibra de algodón puro, lo que le confiere un tacto ligeramente áspero. Por estas razones es el menos falsificado, junto con el de 200 euros.

Es el más grande, con unas medidas de 160 milímetros de ancho y 82 de largo, y tanto Europol como el Banco de Inglaterra lo han relacionado con el blanqueo de capitales. "Existen riesgos de que los billetes grandes o las grandes cantidades de dinero en efectivo sean utilizadas para financiar el terrorismo", sostuvo el holandés Jeroen Dijsselbloem, presidente de turno del Ecofin, el pasado febrero.

Desde 2010, las oficinas de cambio de divisas del Reino Unido no intercambian billetes de 500 euros debido a su amplio uso en el blanqueo de dinero. Según las autoridades británicas, el 90% de estos billetes en circulación en el país estaba en las manos de organizaciones criminales. Ian Cruxton, director de la agencia contra grandes crímenes, dijo que "los billetes de 500 se han convertido en la moneda preferida por las bandas criminales que quieren ocultar sus ganancias".

El que más circuló antes de la crisis

Antes de que estallara la crisis inmobiliaria en España, el número de billetes de 500 se disparó en el país. A lo largo de 2006 y a principios de 2007, España era el país de la zona euro en el que más billetes de 500 euros circulaban, con el 26% del total de esta denominación en la eurozona y cuyo valor ascendía a de 209.680 millones de euros, según los datos publicados por el Banco de España y el Banco Central Europeo. Esta cifra representaba el 60% del total del dinero en circulación en el país. Diez años después, este valor se ha reducido a unos 34.000 millones de euros.

En marzo de 2016, en la eurozona había en circulación 594 millones de billetes de 500 euros, por un valor total de alrededor de 300.000 millones de euros. Desde el año 2002, la cantidad de euros en billetes de 500 ha crecido un 890% (en 2002 eran 30.000 millones de euros). A día de hoy, sólo los billetes de 50 euros corresponden a un valor absoluto mayor, 417.000 millones de euros.

Más información