Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI aplaza su informe anual sobre España hasta que haya Gobierno

La misión encargada de la economía española espera poder presentar su trabajo en el segundo semestre

FMI España
Previsiones FMI  El presidente en funciones, Mariano Rajoy, el pasado sábado en Barcelona. EL PAÍS

Barack Obama no es el único que ha anulado su viaje a España a la espera de que haya un Gobierno no interino. La misión del Fondo Monetario Internacional, el equipo encargado de visitar los países y elaborar un informe anual sobre el país, ha aplazado su trabajo sobre el terreno hasta que los partidos logren formar un Ejecutivo que ejerza de interlocutor.

Los viajes de la misión se enmarcan dentro del llamado Artículo IV del FMI –en base al cual el Fondo elabora cada año un diagnóstico sobre la economía, actualiza sus previsiones y le plantea una serie de recomendaciones-. Aunque en España suelen presentarse las conclusiones en verano (el año pasado las primeras conclusiones llegaron en junio), esta vez se dejará el trabajo para el segundo semestre del año, para hacerlo público probablemente después del verano, según confirmaron fuentes de la institución, con la previsión de que para entonces haya un inquilino en Moncloa que no esté en funciones. Es habitual que el Fondo altere su calendario habitual cuando se dan citas electorales en un país con el fin de evitar las situaciones de interinidad en los gobiernos.

España celebró sus elecciones generales el pasado mes de diciembre, pero los votos quedaron muy repartidos y las distintas fuerzas políticas no han logrado en estos más de tres meses llegar a un acuerdo para formar Gobierno, de modo que es posible que se tengan que repetir los comicios en junio.

El equipo del FMI suele reunirse en España con miembros del Gobiernos, de los distintos partidos políticos, así como la banca, agentes sociales y gabinetes de análisis económicos privados. Con todo eso se hacen una composición de lugar. La nueva jefa de la misión para España, Andrea Schaechter, ha visitado ya el país para una primera toma de contacto, ya que acaba de sustituir a Helger Berger, pero no para elaborar el informe.

El futuro Gobierno se encontrará nada más empezar con el problema del déficit público, sobre el que el Fondo ya había advertido en diferentes ocasiones, pero que en 2015 ha resultado peor incluso de lo que el organismo calculaba. De hecho, en el último informe del Artículo IV de la misión, ya pedía algunas medidas al respecto, como la extensión del copago en la sanidad y la educación o el incremento del IVA. En la declaración previa al informe, que Berger presentó en junio en Madrid, también pedía otra vuelta de tuerca a la reforma laboral, propuso una fórmula similar al contrato único con una indemnización más baja.

En un clima de precampaña electoral, y con un España que llevaba más de cinco años de recortes, el Gobierno de Mariano Rajoy lo rechazó tajantemente. El Ejecutivo que se encuentre la sustituta de Berger, Andrea Schaechter, no tendrá mayoría absoluta y también le costará sacar adelante cualquier reforma impopular dadas la factura que la crisis ha pasado a la clase media. En el pasado, algunas sugerencia del Fondo ha resultado muy polémicas, como cuando en 2013 el equipo (entonces liderado por James Daniel) planteó que una rebaja nominal de los salarios del 10% unida a la una reducción de las cotizaciones de la Seguridad Social de 1,7 puntos compensada con el fin de crear empleo.

Más información