Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cadena de ropa Uniqlo rebaja su previsión de beneficios otra vez

Fast Retailing, matriz de la empresa japonesa, sostiene que la reducción de ventas se deben a la apreciación del yen y a las altas temperaturas en invierno

Dos clientes en una tienda de Uniqlo en Tokio (Japón), el 6 de abril de 2016.
Dos clientes en una tienda de Uniqlo en Tokio (Japón), el 6 de abril de 2016. REUTERS

El gigante de la moda japonesa Fast Retaling, dueño de marcas como Uniqlo, ha reducido su previsión de beneficio por segunda vez consecutiva, ante la subida del valor del yen y por las altas temperaturas en invierno. El grupo calcula que logrará un beneficio operativo de alrededor de 120.000 millones de yenes (unos 974 millones de euros) hasta agosto de 2016, bastante menos de los 180.000 millones de yenes previstos en enero, según reconoció el jueves la compañía con sede en Yamaguchi.

Estas previsiones se quedan incluso por debajo de las estimaciones de 169.000 millones de yenes calculadas por 16 analistas encuestados por Bloomberg. Fast Retailing informó de que tampoco las ganancias del segundo trimestre del año alcanzarán las cifras pronosticadas, esta vez por las fuertes descuentos que mermarán las ganancias de la firma, según consideró el grupo.

Estos resultados ponen en entredicho el objetivo de largo plazo fijado por el presidente de la compañía, el multimillonario Tadashi Yanai, quien habló de la necesidad de alcanzar un volumen de ventas de 5 billones de yenes para 2020, para convertir el grupo en el primer minorista asiático de la moda a nivel mundial.

"Lo que ha pasado es sorprendente. Una circunstancia que ocurre una vez en varios años", dijo Dairo Murata, analista de JP Morgan, quien señaló que los resultados negativos de Fast Retailing se refieren a todos los segmentos de su negocio. "Sus acciones sufrirán una bajada como efecto de estos resultados", añadió.

Uniqlo pierde fuelle

El beneficio de la compañía se desplomó en el segundo trimestre del ejercicio un 60%, unos 23.400 millones de yenes – hasta la mitad de lo que los analistas encuestados por Bloomberg habían calculado (50.500 billones) –. El yen fuerte generó pérdidas por 22.800 billones en la primera mitad del ejercicio; mientras que en el mismo periodo del año anterior la firma había logrado ganancias por 19.600 billones. Fue sobre todo la caída de ventas de Uniqlo lo que llevó a la compañía Fast Retailing a recortar sus previsiones, explicó la firma.

Las ganancias de Uniqlo cayeron en el primer semestre del ejercicio fiscal un 28%, mientras que su volumen de negocio en el mundo se redujo un 31%, debido a "un clima inusualmente cálido" que afectó las ventas en China, Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur y Estados Unidos, apuntó la firma. Fast Retaling tiene pensado expandirse con fuerza en el mundo, para sortear así el envejecimiento poblacional de Japón. Sin embargo, En Estados Unidos la marca Uniqlo ha sufrido fuertes pérdidas; mientras que la marca premium, J Brand, redujo sus ventas en 21.000 millones de yenes en este país y en Japón, dijo la compañía el jueves.