Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los peritos reiteran el fraude en la salida a Bolsa de Bankia

Los expertos insisten en que la salida a Bolsa de la entidad fue "fraudulenta"

El exvicepresidente de Bankia, Rodrigo Rato.
El exvicepresidente de Bankia, Rodrigo Rato. EFE

Los peritos judiciales que auxilian al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en la investigación sobre la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 han ratificado en un nuevo informe que el estreno bursátil de la entidad fue “fraudulento”. Los expertos insisten en que los estados financieros de la sucesora de Caja Madrid incluidos en el folleto de emisión “incumplían la normativa aplicable” y “no expresaban la imagen fiel” del estado de la entidad. Los peritos rebaten en su estudio los contrainformes elaborados por las partes.

Los nuevos informes de los peritos son una de las piezas fundamentales para que el juez Andreu pueda ir concluyendo la investigación del caso Bankia. La causa se encontraba paralizada desde finales de 2015 cuando el magistrado pidió a los expertos designados por el Banco de España para auxiliarle, que emitieron su dictamen inicial en diciembre de 2014, un nuevo informe. El juez quería cotejar las conclusiones de los peritos judiciales con las de los peritos designados por las partes, entre ellos las del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) o el expresidente de Bankia Rodrigo Rato.

Los peritos judiciales, Víctor Sánchez y Antonio Busquets, reiteran las conclusiones de su primer informe y rebaten los contrainformes aportados por las partes. En especial, echan por tierra la idea de que las siete cajas fundadoras del Banco Financiero y de Ahorro (BFA) —la matriz de Bankia— habían hecho provisiones de insolvencia en cantidad suficiente para hacer frente a posibles ajustes. Frente a los 3.027 millones de euros de provisiones genéricas que cifraba el FROB en su dictamen de parte, los peritos judiciales hablan de apenas 166 millones en total.

Respecto a las cuentas reformuladas de Bankia tras la entrada en la entidad de José Ignacio Goirigolzarri, los peritos judiciales son tajantes en la crítica. Según ellos, “las causas de la reformulación de las cuentas (...) avaladas por el auditor de cuentas y el informe del FROB resultaron ser inexplicables, sorprendentes y contrarias a la normativa nacional e internacional”. Los expertos recuerdan que “ninguna entidad española reformuló sus cuentas del ejercicio 2011 a causa de la crisis económica ni a causa de los Reales Decretos 2/2012 y 18/2012 ni por los informes de los organismos internacionales”, motivos que esgrimió Bankia.

Folleto falso

Los peritos inciden en sus conclusiones en la falsedad de las cuentas con que Bankia salió al parqué. “El folleto de emisión informaba de la existencia en Bankia de unas provisiones de insolvencias para los créditos de 6.913 M, que los peritos judicia les consideramos falsas, al no aparecer en los estados financieros de dicho folleto, los de 31 de marzo de 2011”, señalan los inspectores del Banco de España. Según ellos, esta información fraudulenta “se utilizó por Bankia, sus administradores y directivos, como argumento comercial, para transmitir a los potenciales compradores de las acciones una falsa idea de la seguridad de su inversión”.

Después de que el Tribunal Supremo diera la razón a un grupo de pequeños accionistas de Bankia que vieron sus ahorros esfumarse con la caída del valor de los títulos, y anulara la compra, la entidad ha tomado la decisión de devolver a los suscriptores de las acciones todo el dinero invertido con un interés anual del 1%.