Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Guindos resta importancia al déficit frente al crecimiento económico

El ministro prevé una ligera desaleración en el primer trimestre del año con un aumento del 0,7%

El ministro español de Economía en funciones, Luis de Guindos, en París (Francia), el 31 de marzo de 2016.
El ministro español de Economía en funciones, Luis de Guindos, en París (Francia), el 31 de marzo de 2016.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha restado importancia a la desviación del déficit público registrado por la economía española. En una reunión en París sobre la arquitectura financiera, De Guindos ha asegurado que no es necesario cambiar los presupuestos de 2016, sino solo introducir algunos ajustes, y que “lo importante es mantener el crecimiento económico”. “En el primer trimestre de este año, según nuestras proyecciones hemos registrado una ligera desaceleración con respecto al segundo semestre de 2015”, ha explicado en un receso de la reunión. “Nuestra proyección es que habremos crecido un 0,7%, lo que dobla la media de crecimiento de la eurozona. Eso es lo que hay que mantener porque ahí está la clave para la contención del déficit y la creación de empleo”.

De Guindos no ha querido “adelantar acontecimientos” acerca de cuándo España cumplirá con el objetivo de déficit de la Unión Europea, cuyo techo está fijado en el 3%, aunque asegura haber hablado de tales proyecciones con el comisario de Economía Pierre Moscovici y con el vicepresidente Valdis Dombrovskis. Tampoco cree que el nuevo dato de desviación de déficit, comunicado ya ayer a las agencias de rating, vaya a tener repercusión en el valor de la deuda. “Para estas agencias la cuestión fundamental no es tanto el déficit público como el mantenimiento del crecimiento económico y saber cuál va a ser la agenda política de nuestro país”.

La reunión de alto nivel de arquitectura financiera a la que asiste de Guindos se celebra en el Ministerio francés de Economía y Finanzas con la participación, entre otros, de los dos comisarios europeos citados, la directora general del FMI Christine Lagarde, el gobernador del Banco de China Zhou Xiaochuan, el secretario general de la OCDE Ángel Gurría y los ministros de Finanzas de Francia, Alemania, Reino Unido, Brasil, Italia y Canadá.

Más información