Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España incumplirá el objetivo de déficit, que acabará cerca del 5%

Las Administraciones públicas solo ajustan 5.000 millones hasta septiembre, cuando lo previsto para todo el año era 16.000

Una persona enseña una moneda de euro.
Una persona enseña una moneda de euro. EFE

España volverá a incumplir el objetivo de déficit público acordado con Bruselas por octavo año consecutivo. Las Administraciones públicas han estrechado la brecha entre gastos e ingresos públicos al 3,12% del PIB durante los nueve primeros meses del año, unos 5.000 millones menos que en el mismo periodo del año anterior, según los datos difundidos ayer por Hacienda. Pero el ritmo de reducción no es suficiente. El déficit público hasta octubre, sin Ayuntamientos, sube hasta el 3,44% del PIB. Un porcentaje muy similar al del mes anterior si se tiene en cuenta el superávit municipal.

España incumplirá el objetivo de déficit, que acabará cerca del 5%

España cerró el año pasado con un desfase presupuestario del 5,8%. Este año tenía que reducirlo al 4,2%, lo que implicaba un ajuste de unos 16.000 millones de euros. El Gobierno, en pleno año electoral, confió en el auge de la recaudación la solución para cuadrar las cuentas. En vísperas electorales vio margen para bajar impuestos, devolver la paga extra a los funcionarios y deshacer algunos recortes. El aumento de la recaudación por la mejoría económica, la actividad crece un 3,2% anual, no ha sido suficiente. Hasta septiembre, el agujero presupuestario solo se ha reducido en 5.000 millones (en octubre el ajuste es similar). Y el último trimestre del año es tradicionalmente cuando más desviaciones acumulan las Administraciones públicas, sobre todo la Seguridad Social por la paga extra de diciembre. El año pasado el déficit público se disparó en el último trimestre el equivalente a dos puntos del PIB, unos 23.000 millones.

Si a la cifra de déficit acumulada durante los nueve primeros meses del año se suma la del cuarto trimestre del año pasado, haciendo una media móvil en términos estadísticos, el déficit público rondaría el 5%, unos 8.000 millones más de lo previsto.

La mayoría de los centros de análisis coinciden en que España se desviará del objetivo presupuestario fijado por Bruselas. La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), una de las casas de análisis económicos más prestigiosas, calcula que cerrará en el entorno del 5,2% del PIB. Su panel de expertos, integrado por 16 servicios de análisis, anticipa un desfase presupuestario del 4,6%. El BBVA admite este martes que las Administraciones Públicas se alejan de su objetivo.

La principal vía de agua por la que se llena el déficit público proviene de la Seguridad Social y las comunidades. A pesar de que los Ayuntamientos registran superávit y de que el Estado ha reducido su desfase, las otras dos Administraciones no pueden contener los números rojos por problemas de financiación.

El gasto de la Seguridad Social crece más rápido que sus ingresos, sobre todo con una tasa de paro que ronda el 20% lo que reduce el número de cotizantes. También porque los jubilados que se incorporan al sistema lo hacen con unas prestaciones más altas que los que lo abandonan. Por otro lado, las comunidades autónomas son responsables de los servicios públicos esenciales (educación, sanidad), y apenas pueden recortar más. Aunque el sistema de financiación este año les ha proporcionado más recursos, aún son insuficientes para completar el ajuste.

La recaudación fiscal crece un 4,7% hasta noviembre

J. S. G.

"A falta de un mes para finalizar el año, los ingresos en 2015 han crecido un 4,7% en términos homogéneos", explica la Agencia Tributaria en el informe sobre recaudación hasta el mes de noviembre publicado ayer. En términos de Contabilidad Nacional, el estándar contable de Bruselas, los ingresos impositivos aumentan un 6,6%.

La clave de la rápida recuperación de la recaudación está en el fuerte aumento de los ingresos del impuesto sobre sociedades, que crece un 19,9% en términos homogéneos. Y eso que la recaudación de noviembre no es favorable a este impuesto con un fuerte carácter estacional por la periodicidad de los pagos fraccionados.

El IVA es el otro impuesto que crece con fuerza, un 6,1% en términos homogéneos. Desde Hacienda destacan que aumenta casi el doble de lo que lo hace la economía (3,2%) porque está aflorando economía sumergida. Además, los ingresos por IVA de las pymes avanzan en lo que va de año a un ritmo del 11,5%. No obstante, en el último mes se ha producido una ligera ralentización del IVA.

Respecto al IRPF, el principal impuesto en importancia, su recaudación cae un 0,5% como consecuencia de las rebajas de tipos aplicadas en enero y la posterior de julio. La Agencia calcula que la reforma fiscal en este impuesto ha supuesto un coste de 4.300 millones para las arcas públicas.

Precisamente, la brecha presupuestaria de las comunidades alcanzó hasta octubre el equivalente al 1,17% del PIB, casi cinco décimas más que su meta: el 0,7% del PIB. En términos reales, las autonomías han gastado casi 5.000 millones más de lo que han ingresado durante los 10 primeros meses del año. Nueve de las 15 comunidades incumplen hasta octubre la meta marcada por Bruselas. Cataluña, Murcia, Comunidad Valenciana Extremadura y Aragón casi duplican la línea roja presupuestaria.

Hacienda también difundió ayer los datos de déficit del Estado hasta noviembre. Los gastos del Estado ascendieron a 190.524 millones de euros, y los ingresos hasta los 163.001 millones durante los 11 primeros meses de año. Con estos datos, el déficit del Estado se eleva al 2,55%, un 22% menos que en 2014. Una mejora insuficiente para compensar las desviaciones de las comunidades y sobre todo de la Seguridad Social.