Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La actividad naval repunta con 35 nuevos contratos firmados este año

Los constructores aprecian una “lenta y constante recuperación”

Botadura de un nuevo buque en el astillero Zamakona de Pasaia (Gipuzkoa).
Botadura de un nuevo buque en el astillero Zamakona de Pasaia (Gipuzkoa).

Los principales astilleros españoles han firmado en lo que va de 2015 un total de 35 contratos para construir buques nuevos, con una inversión aproximada de 875 millones de euros, y la cartera de pedidos asciende ya a 51 unidades. Son cifras que denotan “una lenta pero constante recuperación” del sector naval, aseguran los constructores. El repunte se aprecia en la “reactivación de los encargos”, constata la patronal Pymar. Sus previsiones para este año apuntan a una mejoría sostenida, por encima de los 904 millones que se facturaron en 2014.

El sector naval está consiguiendo salir a flote después de sufrir dos fuertes golpes en poco tiempo. Los efectos de la crisis financiera mundial provocaron un aumento de cancelaciones de encargos en 2008, y el expediente abierto a España por el antiguo sistema tax lease (las ayudas fiscales a la construcción naval) trajo una caída en picado de las contrataciones, hasta tocar fondo en 2011. Ese año y los dos siguientes fueron los peores para la construcción naval. Varios astilleros estuvieron entonces a punto de irse a pique, se destruyeron muchos empleos directos y unas 30 empresas auxiliares desaparecieron solo en Euskadi, según el Foro Marítimo Vasco.

En 2014 dieron por superado ese peligroso trance. La actividad de los astilleros españoles se ha multiplicado por seis en los últimos tres años. España era el año pasado el decimosexto país del mundo por volumen de contrataciones (sexto de Europa y líder en la construcción de pesqueros). El sector reconoce que la recuperación es un hecho: de los nueve buques contratados en 2011 se pasó a los 26 del año pasado, una cifra que ya se ha superado holgadamente durante este ejercicio.

Los encargos se han reactivado, asegura la patronal Pymar

La renovación de las instalaciones, la adaptación a las nuevas normativas comunitarias, una política de innovación tecnológica y el apoyo recibido por las administraciones públicas han sido “claves” para lograr entrar en la senda de la recuperación, opinan los astilleros.

La construcción naval da empleo en la actualidad a unas 45.000 personas, según el último informe de la patronal, de los un 16% es empleo directo y el resto, de empreas auxiliares.

Las garantías obtenidas por el nuevo tax lease, vigente en España desde 2013 tras su aprobación por la Comisión Europea (CE), han permitido a los astilleros remontar una situación que los propios astilleros llegaron a calificar como “una muerte segura”. Tras el respaldo que la justicia europea ha dado ahora al viejo modelo de incentivos fiscales, los constructores estudian exigir ante los tribunales medidas compensatorias por lo daños y perjuicios sufridos.