Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desplome de las materias primas arrastra a mineras y petroleras

Repsol, una de las más golpeadas, cae un 13% en cinco sesiones

Mina de lignito en República Checa. Ampliar foto
Mina de lignito en República Checa. AP

El duro golpe encajado por las acciones de Anglo American tras la presentación de su plan de desinversiones, que incluye la salida de 85.000 trabajadores, no fue un caso aislado en la jornada de este martes. El nuevo batacazo de las materias primas arrastró consigo a las firmas petroleras y mineras de todo el mundo, cuya cotización sufre un fuerte revés en lo que va de año.

Buena parte de los minerales cotiza en mínimos de casi una década y este hecho se deja sentir con fuerza en la cotización de sus productores. La anglo-australiana Rio Tinto, con importantes intereses en el mercado de hierro, siguió este martes la estela de su competidora Anglo American al anunciar recortes de 1.000 millones de dólares (920 millones de euros) en su plan de inversiones para el próximo año y se dejó un 8,4% en la jornada. También retrocedieron con fuerza la australiana BHP Billiton (-5,5%) y la suiza Glencore, otra de las que ha anunciado recortes este año, que bajó un 7%.

En el mercado petrolero, la española Repsol se dejó un 2% este martes, y cae un 13% en las cinco últimas sesiones; la francesa Total retrocedió un 1% y cae un 9% desde el miércoles, cifra que asciende al 10% en el caso de la anglo-holandesa Shell.

La situación no tiene visos de revertirse próximamente. Tras un año aciago, los principales minerales han acelerado su caída en las últimas sesiones y en el mercado petrolero los analistas no prevén repuntes inminentes. “Los bancos llevan desde verano rebajando sus previsiones de precios y esta tendencia va a continuar”, subrayó ayer Abhishek Deshpande, analista de Natixis, en declaraciones a Bloomberg. La Administración de Información Energética de EE UU prevé que el barril de brent cierre 2016 en 56 dólares, una meta difícilmente imaginable a la luz de su cotización actual.