Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puerto Rico vuelve al punto de mira de las empresas españolas

La isla caribeña capea la crisis de deuda con nuevas inversiones

Carlos del Río, director general de Autopistas Internacionales de Abertis; Luis Gallego, presidente de Iberia; Javier Ayuso, adjunto al director de EL PAÍS; Rosa M. Hernández, presidenta de MC-21 y Fernando Mata, director general adjunto de Mapfre. Ampliar foto
Carlos del Río, director general de Autopistas Internacionales de Abertis; Luis Gallego, presidente de Iberia; Javier Ayuso, adjunto al director de EL PAÍS; Rosa M. Hernández, presidenta de MC-21 y Fernando Mata, director general adjunto de Mapfre.

El enclave geográfico de Puerto Rico es envidiable. A medio camino entre América del Sur y América del Norte, la isla es, a ojos de muchas empresas españolas y latinoamericanas, el lugar perfecto para iniciar sus actividades a ambos lados del continente americano. A esa posición geográfica privilegiada, el Gobierno puertorriqueño añade un atractivo adicional para las empresas: el tratamiento fiscal. A diferencia de lo que ocurre en cualquier Estado de EE UU, al repatriar beneficios obtenidos en territorio estadounidense, una empresa latinoamericana o española solo tiene que pagar al fisco el 4%, lejos del 50% de territorios como Florida. No es de extrañar que, con estas facilidades, el Estado Libre Asociado haya vuelto a la primera línea de prioridades de las empresas españolas y latinoamericanas.

Tras dos años sin volar a la isla, Iberia volverá en mayo a operar un vuelo directo entre Madrid y San Juan, la capital puertorriqueña; Mapfre sigue apostando por uno de sus mercados de seguros más estables y la concesionaria Abertis se muestra abierta a aprovechar todas las nuevas oportunidades de negocio público privado que propongan las autoridades. Son solo tres ejemplos de las "oportunidades" que ofrece la isla tras un periodo difícil, marcado por un ingente volumen de deuda, y que han sido expuestas este lunes en el Foro Invertir en Puerto Rico, organizado por EL PAÍS.

"Puerto Rico es un muy buen punto de entrada tanto para Norteamérica como para Sudamérica y Madrid es la puerta de entrada natural a Europa desde América", ha subrayado el presidente de Iberia, Luis Gallego. "Hemos volado a Puerto Rico hasta 2013, cuando tuvimos que cancelar la ruta. La semana pasada tuvimos la suerte y la alegría de anunciar que volveremos a conectar San Juan con Europa". Gallego ha remarcado que el problema no era de demanda, sino de costes. "Cuando abandonamos esta ruta fue más por un problema de Iberia que de Puerto Rico: teníamos unos costes fuera de mercado", ha incidido. "Ya no. Para nosotros, la isla es una oportunidad desde el punto de vista de la demanda y de los ingresos, los cambios que están promoviendo los mejorarán". El primer ejecutivo de Iberia se ha mostrado seguro de que la presencia de la compañía española en Puerto Rico –muy celebrada minutos antes por el secretario de Desarrollo Económico y Comercio de la isla, Alberto Bacó Bagué– no se quedará en las tres frecuencias semanales anunciadas hasta ahora.

En la misma línea, el director general de Autopistas Internacionales de Abertis y presidente de su filial puertorriqueña, Metropistas, Carlos del Río, también ha mostrado su compromiso con la isla. "Nuestra apuesta por Puerto Rico sigue. Tenemos dos concesiones allí y son un éxito tanto para el Estado como para la empresa", ha subrayado. Dos factores están ayudando a la concesionaria española a pasar el bache económico: la densidad de vehículos sobre población –"más alta que en Francia o en España"– y el hecho de que en Puerto Rico todas las autopistas sean de pago sin que haya "agresividad contra el peaje".

Según las cifras adelantadas por Del Río, pese a la disminución de la población (pierde 50.000 habitantes cada año, en una tendencia que comenzó en 2006), el tráfico de vehículos en sus infraestructuras es estable "e incluso ligeramente creciente". En este entorno, el ejecutivo de Abertis ha dejado la puerta abierta a "futuras operaciones" en el país, siempre en acuerdos de tipo público-privado.

Tras un cuarto de siglo en la isla, la aseguradora española Mapfre también se muestra abierta a aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece Puerto Rico "Es un mercado sólido, que da resultados consistentes en el tiempo", ha subrayado su director general adjunto del área corporativa de Estrategia y Desarrollo Corporativo, Fernando Mata Verdejo. "De momento no hemos tenido un gran impacto por la crisis: el puertorriqueño tiene un gran arraigo hacia la protección de sus propiedades y sigue contratando seguros, por lo que nuestro ingresos están creciendo bien", ha apuntado

La llegada de nuevos inversores extranjeros a Puerto Rico es ahora más vital que nunca. El ingente volumen de deuda que acumula la isla (72.000 millones de dólares) ha provocado que muchos se hayan referido a este Estado Libre Asociado de EE UU como "la Grecia del Caribe". No lo es, pero en agosto su Gobierno se vio abocado a incumplir con un pago por primera vez en su historia tras ocho años con su economía bajo mínimos. Sin embargo, en los últimos meses, las cosas han cambiado: el Ejecutivo prevé que el problema de la reestructuración de la deuda esté zanjado en el primer trimestre de 2016 y ya empieza a ver los primeros resultados de su programa de atracción de capital extranjero, especialmente centrado en la manufactura y el sector servicios.

MC-21 recorre el camino contrario

MC-21 Corporation ha recorrido el camino contrario. Nacida en Puerto Rico, esta empresa el campo de salud y experta en gestión del medicamento, ha aprovechado la isla como plataforma de lanzamiento hacia América Latina. "Teníamos el 62% del mercado local y justo cuando estábamos mirando hacia EE UU para expandirnos, nos llegó la propuesta de desembarcar en Colombia", ha relatado su presidenta, Rosa M. Hernández. "Desarrollamos un sistema propio para el mercado colombiano y ahora nos sirve para dar el salto a otros países de latinoamericanos". La firma está cerca de cerrar un acuerdo para entrar en México y en Perú y también explora oportunidades en el mercado español.

Más información