Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos aún tienen suelo por importe de 28.500 millones

Los activos inmobiliarios adjudicados por impago de créditos se reducen mínimamente

Viviendas en construcción en Estepona (Málaga).
Viviendas en construcción en Estepona (Málaga). EFE

La banca continúa sin completar la digestión del empacho inmobiliario que antecedió a la crisis. El volumen de activos del sector del ladrillo adjudicado a las entidades por el impago de créditos se sitúa a 30 de junio pasado en 81.000 millones de euros, con una mínima reducción del 0,9% en un año, según las cifras publicadas hoy por el Banco de España en su Informe de estabilidad Financiera. De esos 81.000 millones, además, la principal partida es la de suelo, el activo más improductivo y más difícil de sacar al mercado. El 35,3% del total, esto es, unos 28.500 millones de euros, son terrenos y solares en poder de los bancos.

Desde que empezó la crisis, los bancos han sido incapaces de ir reduciendo de una forma significativa el volumen de activos inmobiliarios en sus balances. Aunque venden pisos y promociones al ritmo que pueden, en paralelo van embargando nuevas propiedades por impago.

Solo la limpieza del balance que se produjo en el segundo semestre de 2012 y el primero de 2013 al traspasar las entidades rescatadas al banco malo sus principales activos inmobiliarios permitió una reducción del volumen total. Desde mediados de 2013, los inmuebles en balances no paraban de crecer y llegaron a situarse en 82.500 millones a cierre de 2014. En la primera mitad de 2015, el saldo se ha reducido en unos 1.500 millones, una rebaja del orden del 2%.

Más embargos a particulares

En cuanto a la composición de la cartera de inmuebles de los bancos, el 35,3% citado es suelo, cuyo peso ha disminuido casi 3 puntos porcentuales en el último año. Por su parte, un 24,9% son edificios terminados (algo más de 20.000 millones, con una reducción de 1,1 puntos en el último año) y los edificios en construcción suponen un 6,6% del total, con un incremento de 1,6 puntos. Finalmente, un 21,5%, unos 17.400 millones, son activos adjudicados procedentes de adquisiciones de vivienda (con un aumento de 0,5 puntos con respecto a junio de 2014).

"Si sumamos los activos dudosos más los adjudicados en pago de deudas obtenemos un volumen de 224.000 millones de euros en junio de 2015 de activos mantenidos en balance que no generan ingresos en la cuenta de resultados. Estos dos tipos de activos, que representan un 8,7% del activo total de los bancos en su negocio en España, presionan negativamente sobre la cuenta de resultados de las entidades, reduciendo su generación de beneficios", señala el Banco de España en su informe.

Más información