Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos cifra en 650.000 personas la bajada del desempleo para este año

El ministro de Economía dice que será la mayor caída del paro de la historia de España

Con estos datos, el empleo se quedaría en el mismo nivel que había al llegar el PP

Luis de Guindos, durante su intervención. ATLAS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado este martes que la economía española creará 600.000 puestos de trabajo este año y que va a reducir el paro en cerca de 650.000 personas, gracias a un crecimiento del PIB superior al 3%. A dos meses de las elecciones generales del 20 de diciembre, el ministro ha valorado que la caída del número de desempleados será "la más intensa en la historia de España en un ejercicio". Pese a la mejora de los últimos trimestres, España triplica la media de paro de los países desarrollados.

Con estos datos ofrecidos por el ministro de Economía, se confirman las previsiones del Gobierno realizadas en julio pasado. En diciembre de 2014 había 17,56 millones de personas trabajando, según la Encuesta de Población Activa (EPA). Con las previsiones de Guindos, 2015 terminará con 18,16 millones de empleados. Esta cifra es casi idéntica a la que existía en España cuando llegó el Partido Popular al Gobierno: 18,15 millones de trabajadores en diciembre de 2011.

Pese a las similitudes de las dos cifras, hay una gran diferencia: el fuerte incremento del empleo a tiempo parcial y la tasa de temporalidad, que hasta junio pasado, había subido el 25,1% de los asalariados. Desde que se inició la recuperación del PIB, esta tasa se ha incrementado en 2,5 puntos.

Al margen de estos datos, el ministro abordó la situación general de la economía. "No se puede ser complaciente, todavía hay vulnerabilidades, pero el cambio que se ha producido ha sido de una intensidad sin precedentes", ha afirmado Guindos en declaraciones a los medios antes de clausura el VI Encuentro Financiero organizado por el diario Expansión y la empresa de servicios profesionales KPMG.

"Los riesgos de siempre"

El titular de Economía ha admitido que los riesgos de la economía mundial "siempre están ahí", si bien ha garantizado que la economía española está "bien preparada". "El principal riesgo es que se reviertan las reformas", ha avisado. De Guindos se refería así a las advertencias del gobernador del Banco de España, sobre el aumento de las incertidumbres por el contexto internacional. Guindos afirmó que si no se mantiene el pulso reformista, "la economía no pasará de crecer el 3% al 1,5%. Volveremos a la casilla de salida, con una situación muy negativa para el empleo.  No existen caminos intermedios", ha advertido.

Durante su intervención en el Foro, Guindos ha señalado que el sector financiero, "imbricado" a la economía real, ha sufrido en los últimos años una "transformación" desde el punto de vista de la estructura y de la regulación, al tiempo que ha recalcado que hoy día en España hay menos
entidades bancarias, pero más solventes y fuertes, que compiten mucho mejor que en el pasado.

Guindos ha indicado que la transformación del sector financiero se ha debido a una mayor transparencia, lo que ha generado confianza en los inversores. "La transparencia es más importante que el capital. Cuando llegamos al Gobierno nadie se creía las cifras de la banca y por eso establecimos que se provisionaran 86.000 millones". También destacó la creación de la Sareb —coloquialmente denominado banco malo— y a la recapitalización del sistema. Gracias a ello, el sector está "saneado, es solvente, no genera inquietud desde el punto de vista de liquidez y además da crédito".

Tras destacar que la economía española crece a un ritmo de crucero de aproximadamente el 3,5% y ha mejorado su competitividad, ha subrayado que será necesario seguir profundizando en el modelo que ha permitido que la construcción pierda peso en la economía y lo gane el sector exterior, con unas exportaciones que se ven favorecidas por la devaluación salarial, la debilidad del euro frente al dólar y el abaratamiento del petróleo, del que España depende en gran medida.

En relación con el futuro, el ministro ha asegurado que la evolución del sistema financiero dependerá de la evolución de la economía española, que tiene os vulnerabilidades: el endeudamiento del sector privado y la dependencia de la financiación externa. Finalmente, el ministro ha destacado que hay personas que dicen que las consecuencias de la crisis se olvidarán y dentro de unos años se cometerán los mismos errores. Sin embargo, él considera que los efectos de la crisis perdurarán "bastante tiempo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información