Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pagará más de 10 millones de pensiones el año que viene

Las prestaciones aumentarán un 0,25% en 2016

Este incremento supone un coste agregado de 281,36 millones

Un grupo de pensionistas durante una protesta en el Día del Mayor, en Pamplona
Un grupo de pensionistas durante una protesta en el Día del Mayor, en Pamplona EFE

El año que viene habrá más de 10 millones de pensiones en España por primera vez. En concreto serán 10.007.000, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, 102.000 más que este año. Y se les aplicará un incremento lineal del 0,25%, tal y como recoge el decreto de revalorización anual que el Ejecutivo ha remitido a los agentes sociales.

El aumento del 0,25% es el mínimo que contempla las reglas de revalorización anual aprobadas en 2013 y que en esta ocasión, para las pensiones de 2016, se aplica por segunda vez. Estas reglas contienen una fórmula que ata la actualización a la evolución de los ingresos y los gastos de la Seguridad Social en un periodo de 11 años. La mala marcha de las cuentas del instituto público en los últimos ejercicios y los déficit previstos para, al menos, el próximo hacen que el resultado de la ecuación sea negativo. Llegados a este punto, las reglas recientes evitan la bajada nominal de pensiones y prevén un incremento mínimo del 0,25%.

Esto es lo que sucedió en 2015 y lo que ha vuelto a suceder en 2016. También pasó en 2014, aunque en ese ejercicio todavía no había entrado en vigor la reforma, pero el ejecutivo decidió acogerse al suelo mínimo de revalorización. Así pues, los incrementos acumulados de pensiones decididos durante esta legislatura suman 2,75 puntos porcentuales si la prestación en 2013 superaba los 1.000 euros, si no llegaba a esa cantidad el aumento total ha sido de 3,75 puntos.

Esta diferencia se debe a que a finales de 2012, el Ejecutivo decidió no aplicar la fórmula de actualización vigente entonces que garantizaba el poder adquistivo de los pensionistas. No obstante, para tratar de compensar por esa decisión, aplicó en 2013 una revalorización de un 2% para las pensiones menores de 1.000 euros mensuales y de un 1% para las mayores.

El incremento decretado para este año del 0,25% supone un incremento agregado de gasto para las arcas de la Seguridad Social de 281 millones, apenas un 0,2% de todo lo presupuestado para el gasto en pensiones en 2016 (122.752). Este es uno de los motivos principales que ha frenado el aumento del gasto del instituto previsor en los últimos ejercicios.

Los más de 10 millones de pensiones que el Ejecutivo calcula que habrá el año próximo se desglosan en 9,3 millones de contributivas, 440.000 de no contributivas y 185.000 prestaciones familiares.  El grupo más numeroso, las contributivas, está compuesto principalmente por las pensiones de jubilación (5,7 millones), viudedad (2,4 millones), incapacidad (940.000), orfandad (342.000) y favor de familiares (39.412).

Más información