Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE constata el deterioro de las economías emergentes

El organismo prevé una ralentización mayor en China, Rusia y Brasil

El think tank de los países ricos advierte del deterioro en las perspectivas de las principales economías emergentes. El indicador compuesto que publica mensualmente la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha certificado este martes la divergencia entre el panorama económico de Occidente y el de las principales economías asiáticas y latinoamericanas y anticipó importantes nubarrones en el horizonte de los países en vías de desarrollo tras un verano marcado por las turbulencias financieras en China y el desplome de las materias primas, de las que este grupo de Estados es exportador neto.

El deterioro es especialmente significativo en Rusia, un país fuertemente dependiente de la venta de crudo, donde este indicador adelantado cae casi un 3% interanual. El organismo con sede en París también incide en el deterioro de la economía china, sobre la que se han multiplicado las dudas en los últimos meses. Allí, el índice compuesto cae más de un 2%. Por su parte, en Brasil el indicador retrocede casi un 1% y se sitúa en 98,7 puntos sobre 100 en una escala que trata de anticipar inflexiones en el ciclo de las principales economías mundiales.

La OCDE únicamente salva de la quema de los emergentes a India, en la que prevé un “fuerte crecimiento” en los próximos meses y desvincula del gris porvenir económico chino.En el bloque occidental, el organismo dirigido por Ángel Gurría prevé un crecimiento “estable” en el conjunto de países de la eurozona y Japón y pronostica que la expansión económica se moderará, “aunque en niveles relativamente elevados”, en Estados Unidos y Reino Unido.