Las ejecuciones de hipotecas bajan por la recuperación y la presión social

Los procedimientos iniciados caen un 6,5% frente al trimestre anterior y un 12,5% en tasa anual

Miembros de Kaleratzeak Stop Desahucios e IRPH-STOP de Gipuzkoa participan en una concentración frente a la sede de Kutxanank en San Sebastián.
Miembros de Kaleratzeak Stop Desahucios e IRPH-STOP de Gipuzkoa participan en una concentración frente a la sede de Kutxanank en San Sebastián.

El inicio de la recuperación económica y la fuerte presión social en contra de los desahucios han provocado una reducción del número de procedimientos de ejecución hipotecaria, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este jueves. La ejecución hipotecaria es un procedimiento a través del cual se ordena la venta de un bien inmueble (un piso, un garaje, un local comercial...), que estaba hipotecado, por incumplimiento del pago de la hipoteca.

Continúa así una tendencia a la baja que ya se vio en el primer trimestre del año. Los datos del INE muestran el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias que se inician e inscriben en los registros de la propiedad durante el trimestre, pero lo normal es que el impago de la deuda comience a producirse con una antelación de dos a cuatro trimestres con respecto al inicio el procedimiento hipotecario.

El INE también recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca que se inician terminan con el lanzamiento o desahucio de sus propietarios y que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca.

El inicio de la recuperación económica y de la creación de empleo es el factor principal que explica la caída de las ejecuciones hipotecarias, en unos momentos en que además los tipos de interés han caído a mínimos históricos, rebajando las cuotas de las hipotecas firmadas a tipo de interés variables.

Además, la presión social y las reformas normativas han llevado a que los bancos traten de buscar en mayor medida acuerdos con quienes no pueden pagar su hipoteca, con un auge de la dación en pago que también reduce el número de ejecuciones, aunque no todas ellas acaben en desahucios.

El hecho de que las mayores caídas en las ejecuciones hipotecarias correspondan a solares, locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otras fincas urbanas que no son viviendas de particulares parece mostrar que la caída responde más al factor económico.

Ejecuciones sobre viviendas

Los datos publicados este jueves muestran que el número total de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en el segundo trimestre de 2015 es de 28.925, lo que supone un 6,5% menos que el trimestre anterior y un 12,5% menos que en el mismo trimestre de 2014. Las ejecuciones de hipotecas sobre viviendas de personas físicas caen un 10,5% frente al segundo trimestre de 2014.

El 78,0% de las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria (8.675) son viviendas habituales en propiedad, un 10,2% menos que en el mismo trimestre de 2014. Por su parte, 2.450 viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria iniciada no son residencia habitual de los propietarios, un 11,5% menos

El 13,5% de las ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre son sobre viviendas nuevas y el 86,5% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuye un 14,1% respecto al año anterior y el de usadas baja un 9,9%

El 21,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el segundo trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 15,6% a hipotecas constituidas en 2006 y el 12,0% a hipotecas de 2008. El periodo 2005-2008 concentra el 60,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas este trimestre.

Sobre la firma

M. J.

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS