Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euro recupera terreno frente al dólar y vuelve a niveles de enero

Las materias primas, con el crudo a la cabeza, siguen su tendencia a la baja

Noticias Grecia
Corredores de bolsa observan los datos de la bolsa en Fráncfort. EFE

Las crecientes turbulencias en China devolvieron este lunes al euro a su nivel más alto frente al dólar desde principios de año ante la expectativa de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) abandone su plan de subida de tipos de interés el mes que viene. En paralelo, dos monedas tradicionalmente consideradas valores refugio, el yen japonés y el franco suizo, repuntaron con fuerza y el mercado de materias primas sufrió su enésimo varapalo en las últimas semanas.

Tras varias jornadas sorteando un desplome, los inversores apretaron este lunes el botón del pánico en los mercados financieros y las consecuencias se trasladaron a la negociación de las principales divisas mundiales. La posibilidad, cada vez más cercana, de que la Fed se vea forzada a introducir un cambio de última hora en su hoja de ruta ante las crecientes dificultades de la segunda economía mundial, China, y retrase la subida de tipos en Estados Unidos dio alas a la cotización del euro. La moneda europea regresó este lunes a los niveles de principios de año, tras un fuerte descenso que había disparado los debates sobre cuándo se produciría una paridad con el dólar que todavía parece lejana. El euro repuntó un 1,58% frente a la moneda estadounidense y se cambia por 1,16 dólares, sensiblemente por encima de los 1,10 de hace una semana pero muy lejos de los 1,30 que marcaba hace justo un año.

A diferencia de la semana pasada, Credit Suisse ya cree más probable que la autoridad monetaria estadounidense acabe retrasando la subida de tipos. Y el banco británico Barclays se atreve incluso a poner fecha a la retirada de las políticas ultraexpansivas que puso en marcha para combatir la Gran Recesión: marzo del año que viene.

En paralelo a la subida de la moneda europea, el yen japonés y el franco suizo, dos divisas tradicionalmente catalogadas como valores refugio ante las turbulencias económicas, subieron este lunes un 2,5% y un 1,1%, respectivamente, frente al dólar. En las últimas tres jornadas, el yen repunta un 4% frente a la divisa estadounidense y el franco suizo repunta casi un 3%.

Los mercados de materias primas reaccionaron este lunes a las señales, cada vez más evidentes, de ralentización en los países emergentes y sufrieron una nueva jornada de pérdidas generalizadas. El Bloomberg Commodity Index, el termómetro más fiel y completo de la evolución de las materias primas, perforó mínimos de 16 años. “Los grandes fondos han recortado fuertemente sus posiciones cortas [las que se adoptan cuando se piensa que el precio de un activo va a bajar] sobre la mayoría de materias primas”, explica Ole Hansen, jefe de materias primas de Saxo Bank.

Petróleo a la baja

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, llegó a bajar este lunes de los 43 dólares por barril, un nuevo mínimo desde finales de 2008, cuando en plena sacudida de la crisis financiera global llegó a bajar de los 37 dólares. Detrás de este nuevo descalabro están las dudas sobre la fragilidad de los mimbres económicos chinos; el persistente incremento en la oferta de petróleo de esquisto en EE UU —primer productor mundial desde el año pasado— y el previsible repunte en el bombeo de crudo iraní tras el levantamiento de las sanciones internacionales. La semana pasada las reservas estadounidenses de petróleo registraron un nuevo récord, según datos de la Agencia de Información Energética. Este organismo también revisó a la baja sus previsiones de precio para este año y el que viene.

El euro recupera terreno frente al dólar y vuelve a niveles de enero

La nueva ronda de caídas en las commodities reaviva las dudas sobre la salud económica de los emergentes, ya de por sí debilitada por la salida de capitales —un billón de dólares (casi 900.000 millones de euros) desde julio del año pasado— en dirección a plazas más seguras. Estos países, muy dependientes de los ingresos procedentes de la venta de materias primas, han visto como sus monedas se depreciaban con fuerza en los últimos meses.

La excepción al descenso generalizado en el precio de las commoditiesfue el oro, que este lunes se mantuvo plano. Tras su encarecimiento en las últimas jornadas, activo refugio por excelencia, los analistas consultados ven dos razones de peso: las dudas sobre el devenir económico global y la posibilidad, temida en muchos círculos económicos, de que la devaluaciones del yuan decretadas por las autoridades chinas acaben desembocando en una oleada deflacionista mundial. Ante ese escenario, advierten, las herramientas de los bancos centrales occidentales son cada vez más débiles.

Más información