Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo prevé recaudar un 6,7% más por cuotas aunque ahora sube al 0,8%

La previsión gubernamental estima que los ingresos por cotizaciones alcanzará los 117.242 millones en 2016. El gasto en pensiones contributivas crece un 2,8%

Empleo prevé recaudar un 6,7% más por cuotas aunque ahora sube al 0,8% pulsa en la foto

La Seguridad Social espera en 2016 ingresar 117.833 millones por cotizaciones, la principal fuente de la que se alimentan las arcas del instituto previsor. Es un aumento del 6,7% con respecto al presupuesto de 2015, cuando pronosticó un incremento similar. Y lo hace aunque el repunte de la recaudación por cotizaciones este año es solo del 0,77%. En lo referente al gasto en pensiones contributivas, el incremento es del 2,8%, hasta los 118.942 millones de euros.

La evolución del empleo ha sorprendido para bien este año al Gobierno y a los analistas. Cuando el Ejecutivo elaboró los presupuestos del 2015, pensaba que iba a crecer a un ritmo del 1,4%. También creía que los salarios iban a subir al 1%. La realidad es que hasta julio la afiliación a la Seguridad Social —el empleo oficial y, por tanto, el que cotiza— crece a un ritmo del 3,4% y el coste laboral durante el primer trimestre, último dato publicado por el INE, sube un 0,5%.

Sueldos y empleo son los principales componentes a la hora de calculas los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social y, pese a la inesperada mejora, la recaudación por cuotas sociales en 2015 va muy por detrás de lo esperado: un 0,77%, frente al un 6,8% pronosticado.

Para 2016, la previsión que hace el Gobierno es muy similar. Espera que en la Tesorería de la Seguridad Social entre 117.833 millones, un 6,7% sobre lo que había presupuestado en 2015. Y el cálculo lo hace sobre una previsión de mejora del empleo del 3% (cuatro décimas por debajo de la evolución actual de la afiliación) y los sueldos crecerán un 1,5%, según vaticinó el titular de Economía, Luis de Guindos. A esto habría que añadir la subida de las bases máximas de cotización, un 1% (como este año).

Con todos estos mimbres, ligeramente mejores que este año, el Ejecutivo calcula que los ingresos de la Seguridad Social procedentes de cotizaciones se acelerarán tanto que llegarán al 6,7% presupuestado y se traducirá en una entrada en la caja de la Seguridad Social de 117.833 millones.

A ellos habría que añadir otras fuentes de financiación, procedentes en su mayor parte de las arcas del Ministerio de Hacienda, como los complementos para las pensiones mínimas o el dinero de las pensiones no contributivas. También están los ingresos procedentes de los intereses que el Fondo de Reserva. Todo hasta sumar 140.946,4 millones de euros.

Del lado del gasto, todo el conjunto de prestaciones que paga la Seguridad Social sumará 132.751,1 millones de euros. La partida más cuantiosa es la de las pensiones, sobre todo, las contributivas. La previsión del Ejecutivo, en este caso, es que se inviertan 118.9942 millones, un 2,8% más que este año. El de las pensiones es el capítulo más importante dentro de los Presupuestos del 2016, ya que a esta partida se destinan cuatro de cada diez euros de todo el gasto no financiero previsto en 2016.

La partida más cuantiosa es la de las pensiones, sobre todo, las contributivas

El incremento previsto en las pensiones contributivas depende fundamentalmente de tres factores. El primero es el aumento del número de pensionistas. En 2016 auguran que habrá casi 9,5 millones de pensiones, un 1% más de lo previsto en 2015. El segundo, es la evolución de la pensión media: crecerá un 1,7%.

Este último componente se explica por dos motivos. Por un lado está la actualización prevista para este año, un 0,25%. Por otro, el resultado lógico entre las nuevas pensiones que entran en el sistema y las que desaparecen por el fallecimiento de sus titulares. Las nuevas suelen ser más altas, ya que sus beneficiarios suelen tener mejores carreras de cotización que los fallecidos.

Por último, los presupuestos de la Seguridad Social para 2016 pronostican un déficit del 0,3% sobre el producto interior bruto, una décima más que en 2017 y dos más que en 2018. Para que se cumpla será necesario que el Ejecutivo acierte con su previsión de ingresos. De lo contrario, puede suceder lo mismo que este año: los presupuestos de 2015 anticipaban unos números rojos del 0,6%, pero según los últimos pronósticos de la autoridad fiscal, este déficit podría elevarse hasta el 1,1%. Según en cálculo efectuado por un equipo de actuarios de la Universidad de Valencia dirigido por el catedrático Enrique Devesa, el agujero podría ser incluso mayor, casi del 1,5%.

En cuanto al Fondo de Reserva, los Presupuestos auguran, en línea con la previsión de números rojos, que todavía será necesario recurrir a él para pagar pensiones. En concreto, prevén sacar de la llamada hucha de las pensiones 6.283 millones de euros en 2016.

El gasto en prestaciones del paro bajará un 9,2%

El gasto en prestaciones seguirá cayendo el próximo año. Bajará, según los Presupuestos Generales del Estado, hasta los 19.521 millones de euros. Serán unos 2.000 millones de euros menos de lo que el Gobierno espera gastar este año, esto es, un 9,2% menos que en 2015.

En los Presupuestos presentados este martes la reducción prevista es del 21,9%. Esto se debe a que la comparación efectuada por el Ejecutivo toma como base el gasto presupuestado para 2015 y no la previsión de liquidación. Esa previsión ascendía a 25.002 millones; sin embargo, el desembolso final será 3.500 millones menor. Eso explica que, en el dato de cobertura de desempleo hasta junio conocido ayer, la tasa de protección haya menguado hasta el 55,7%.

Más información