Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria niega al Supremo papeles del recorte a las renovables

El ministerio alega que el expediente del contrato con las consultoras es independiente

Señala que hay borradores y cálculos intermedios que "pueden no haberse conservado"

El Ministro de Industria, José Manuel Soria. Ampliar foto
El Ministro de Industria, José Manuel Soria.

El Ministerio de Industria se ha negado a enviar al Tribunal Supremo el expediente completo del contrato a las consultoras para fijar el recorte a las renovables. Alega que es un contrato independiente del recorte de primas recurrido. Además, el ministerio ha respondido que aparte de lo publicado en el Boletín Oficial del Estado solo hay “cálculos intermedios y diversos documentos de carácter meramente auxiliar”. Cientos de inversores insisten en conocer quién y cómo decidió el recorte a las renovables de 2014 ya que las dos consultoras contratadas para calcularlo o entregaron sus informes después o ni llegaron a hacerlo.

El Ministerio de Industria negó al Congreso en 2014 los informes de las consultoras Boston Consulting Group y Roland Berger con los que supuestamente había decidido la retribución de las renovables tras el recorte de julio de ese año. La idea era justificar que habían sido consultoras de prestigio e independientes las que habían decidido cuál era la rentabilidad razonable de las renovables.

Tras varias peticiones, Industria acabó por enviar los informes al Supremo en marzo de este año. Ahí los inversores que pleiteaban contra la decisión del Ejecutivo vieron que el de Roland Berger es cuatro meses posterior al recorte y el de Boston Group nunca se elaboró.

El contrato fijaba que “trabajo que deberá haberse realizado antes del nuevo régimen regulador”

Posteriormente pidieron más documentación para ver quién y cómo había decidido ese recorte. La respuesta de Industria, fechada el 12 de junio, es decir, que la documentación que hay es la publicada.

Una de las cosas que reclamaron era el expediente de contratación de El departamento que dirige José Manuel Soria se niega a entregar el expediente de contratación de las consultoras. Considera que no forma parte del recorte de primas en sí, sino que son “dos expedientes administrativos diferenciados”. Industria considera que la contratación de las consultoras es independiente del recorte de primas posterior, que es lo que ha sido recurrido.

Los demandantes pedían los borradores elaborados por Roland Berger, pues temen que Industria le obligara a recortar aún más las primas. Industria replica que el único documento es el informe final, de 31 de octubre de 2014. “El resto de documentos que pudieran obrar serían meros documentos preparatorios, de trabajos, borradores del citado informe final, que habrían agotado su funcionalidad con la emisión del mismo y no formarían parte del procedimiento de elaboración de la norma”, razona el ministerio en su escrito.

Sobre si Boston Consulting llegó a entregar algún documento, ya que el contrato fue cancelado por el ministerio en enero de este año, responde que tampoco hay nada.

El tribunal pedía también cualquier documento aportado o utilizado por el ministerio para elaborar los parámetros del recorte. Industria sostiene que ya envió el expediente “lo que no excluye que puedan haber existido borradores, cálculos intermedios y otros diversos documentos de carácter meramente auxiliar que por su naturaleza y función instrumental pueden no haberse conservado y, en todo caso, no constituirían” parte del expediente. Lo mismo señala sobre la petición de que entregue hojas de cálculo en Excel.

Los plazos de entrega de los informes contravienen el pliego de contratación que en julio 2013 lanzó sin publicidad el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE).

El objetivo era la “contratación, preservando una absoluta confidencialidad, de consultoras independientes de contrastada solvencia y reconocido prestigio, para la realización de un estudio que valore y establezca los estándares de costes de inversión y operación de las tecnologías de generación de electricidad que operan en régimen especial en España”.

El documento justificaba la urgencia: “Ante la inminente aprobación de la reforma que afecta a este régimen, el ministerio desea contrastar las hipótesis elaboradas por el IDAE, dada la enorme repercusión económica y social que tendrá esta regulación”. Finalmente, añade que el “trabajo que deberá haberse realizado antes de la aprobación del nuevo régimen regulador”. Sin embargo, uno llegó cuatro meses después de que la reforma estuviese entrase en vigor y el otro nunca lo recibió.

Posteriormente, Industria justificó que había sido el IDAE el que realizó todo el trabajo. “Por tanto los estándares de renovables se han elaborado exclusivamente por los servicios del Ministerio de Industria, en particular el IDAE. No se ha encargado a ninguna empresa externa la elaboración de los mismos”, afirmó un portavoz por correo.

Según este, los informes de las consultoras, por los que iba a pagar 600.000 euros, solo eran orientativos: “Con el objetivo de contar con la referencia no vinculante de otras fuentes, el IDAE contrató los servicios de dos consultoras. Roland Berger entregó su informe en octubre de 2014 y a Boston Consulting se le rescindió el contrato por no cumplir el pliego de condiciones del contrato”.

 

Más información