Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿A partir de cuántos euros se es pobre en España?

La tasa de pobreza es relativo a los ingresos medianos del país, va variando con el ciclo económico y por eso no da grandes saltos

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que un 22,5% de los españoles se encuentra en riesgo de pobreza. ¿Quiere eso decir que dos cada 10 ciudadanos son pobres solemnidad? No exactamente. No es lo mismo hablar de pobreza en países desarrollados, entre los que figuraría España, y subdesarrollados, donde existe la pobreza extrema (la que afecta a personas que apenas subsisten con uno o dos de dólares diarios. En los países ricos se habla de pobreza relativa. En un hogar con dos adultos y dos niños, en 2009 el umbral de la pobreza estaba en los 18.402 euros anuales y en 2014 la barrera estaba en los 16.719 euros.

Eurostat, la oficina estadística europea, fija el umbral de la pobreza en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas, así esta barrera que separa a las personas en riesgo de pobreza de las que no lo están va variando cada año, en función de los ingresos de la población. Eso explica que el porcentaje de pobreza no haya dado grandes saltos en los últimos años pese a los casi seis millones de parados y las dos recesiones vividas en cinco años: en 2006, en plena euforia económica, había un 19% de población en riesgo de pobreza, en 2010, en plena crisis, el 20,7%. En la encuesta publicada el lunes, con datos de ingresos de 2013, ese porcentaje es del 22,2%.

El listón del peligro de caer en la pobreza se va moviendo con los ingresos del país, así que en realidad es un termómetro más fidedigno de más de desigualdad que de carencias absolutas, porque recoge más bien el grupo de población que se queda lejos de los ingresos medianos de su país, en ese 60% del que habla Eurostat.

En un hogar con dos adultos y dos niños, el umbral de la pobreza estaba en los 18.402 euros anuales en 2009 y cuatro años después en 16.719 euros. Así que alguien que era considerado pobre en 2009, ganando incluso algo menos en 2013, puede dejar de ser considerado como tal.

Precisamente porque es un dato muy relativo, la Estrategia Europa 2020 amplía el concepto a la exclusión y la pobreza relativa queda como solo uno de los tres criterios para identificar el peligro de la miseria: hay que añadirle la carencia material severa y la baja intensidad laboral (los hogares en los que solo trabajar el 20% de los miembros en edad activa de esas casas). Con este criterio más amplio, que es lo que se llama tasa AROPE, la tasa de riesgo de pobreza o de exclusión alcanza al 29% de los españoles.

¿Y qué es carencia materia severa? Pues puede decirse que la sufre una familia española que cumpla cuatro de estas nueve condiciones:

1) No puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año, algo que le ocurre al 45% de la población, con los datos de 2013.

2) No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días (3,3% de los españoles).

3) No puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada. (11% de hogares).

4) No tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (42%).

5) Ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad...) o en compras a plazos en los últimos 12 meses. (10%)

6) No puede permitirse disponer de un automóvil (6,5%).

7) No puede permitirse disponer de teléfono (6,9%).

8) No puede permitirse disponer de un televisor.

9) No puede permitirse disponer de una lavadora.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información