Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal alimentaria FIAB despide al 25% de la plantilla

La medida responde a la falta de recursos, vinculada en parte a la indemnización por despido de su anterior secretario general

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha acordado la suspensión de una cuarta parte de su plantilla, compuesta por 30 personas. La patronal alimentaria planea realizar el recorte con acuerdos voluntarios con los trabajadores. La medida, justifica la dirección, ha sido adoptada ante la falta de recursos de la organización. Una falta vinculada a la cuantiosa indemnización tras la salida de su anterior secretario general.

Los problemas en la patronal alimentaria tienen su origen, en parte, en el despido improcedente el pasado año del secretario general Horacio González por el actual presidente Pedro Astals, que costó más de medio millón de euros. A ese gasto se suma el descenso de ingresos por cursos, la caída de las ayudas públicas y la dificultad para elevar las cuotas ante la existencia de posiciones enfrentadas en la propia organización. Los grupos multinacionales tratan de imponer sus tesis mientras las pymes, mayoritariamente españolas, piden protagonismo.

Esta situación de la patronal se produce a escasas semanas de que tenga lugar la asamblea ordinaria de la patronal donde se deberá elegir un nuevo presidente. En la asamblea celebrada a finales del pasado año, Pedro Astals se negó a abandonar la presidencia. Desde la oposición, comandada fundamentalmente por empresas medianas españolas, se optó por no presentar una candidatura alternativa ante el compromiso del presidente de abandonar el puesto para la próxima asamblea.

De cara al futuro, inicialmente se contemplaba solamente la posibilidad de una lista de consenso en la persona de Gonzalo Guillén, del grupo aceitero Acesur. Actualmente, parece que podría existir otra candidatura encabezada Manel Calvo, de la conservera gallega, apoyada por los grandes grupos.