Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La contratación indefinida baja al 8,6% del total de contratos en abril

Solo el 55,4% de los parados recibe prestación o subsidio, el nivel más bajo desde 2001

Datos de empleo
Engracia Hidalgo (Empleo) y Tomás Burgos (Seguridad Social). EFE

La naturaleza de la recuperación del empleo dice mucho de cómo está siendo la salida de la peor crisis económica en medio siglo. Frente a las amplias críticas (de sindicatos y oposición, pero también de buena parte de los expertos) sobre el aumento de la precariedad, el Gobierno opone que la contratación indefinida se ha fortalecido en los últimos meses. Con los datos de marzo en la mano, destacó que el peso de los contratos más estables en el total de los firmados en el mes había llegado al 10%, un promedio bajo pero más cercano al habitual de la economía española. En abril, sin embargo, la proporción de firmas para puestos fijos sobre el total bajó al 8,57%, según ha detallado este martes el Ministerio de Empleo.

Marzo fue singular, al convivir los dos subsidios principales con los que el Ejecutivo incentiva los nuevos contratos indefinidos: la tarifa plana de 100 euros para las cotizaciones de esos nuevos contratos, que caducaba a finales de mes, y la reducción de 500 euros en la cotización, medida más progresiva que sustituía a la anterior, pero que se puso en marcha en el arranque de marzo.

Si la contratación indefinida aumentó un 20% en marzo, hasta los 144.291 contratos, una de las mayores cifras de la crisis, en abril volvió a los 123.459, un 14,5% menos y prácticamente el mismo volumen que el mismo mes de 2014. Por el contrario, los contratos temporales volvieron a aumentar en el mes (un 1,6% más), hasta los 1,3 millones, un 12,2% más que en abril de 2014.

Empleo reseña también que más del 40% de los contratos indefinidos están firmados para jornadas a tiempo parcial. En el caso de los temporales, el contrato por horas llegó en abril a suponer el 35% del total de los formalizados.

La contratación indefinida baja al 8,6% del total de contratos en abril

La precariedad en las condiciones de los nuevos contratados es una de las debilidades de la recuperación laboral, que además deja fuera todavía a muchos parados de larga duración. El caso más crítico es de los parados registrados que no reciben ningún tipo de subsidio o ayuda. Con datos hasta marzo, la protección apenas llega ya 55,4% de los desempleados registrados en servicios públicos de empleo con alguna experiencia laboral previa. La nueva ayuda a los parados de larga duración sigue sin frenar la tendencia a la baja.

No solo bajan los beneficiarios de prestaciones o subsidios (2,32 millones de personas, un 13% menos que en marzo de 2014), también el gasto en prestaciones (1.794 millones de euros, un 18% menos), y el gasto medio por beneficiario (792 euros, un 5,5% menos que en 2014).

Más información