El ahorro de los hogares baja por el empuje del consumo

La renta sube por la creación de empleo y la caída de los tipos de interés

En la imagen, una persona sosteniendo en sus manos monedas de euro y monedas de franco suizo, en Zurich (Suiza). EFE/Archivo
En la imagen, una persona sosteniendo en sus manos monedas de euro y monedas de franco suizo, en Zurich (Suiza). EFE/Archivo

La recuperación económica se está apoyando en un aumento del consumo. Y esa mayor propensión al gasto de las familias implicó que el año pasado tiraran de nuevo de sus reservas. La tasa de ahorro de los hogares se situó en 2014 en el 9,8% de su renta disponible, seis décimas menos que en el año anterior, según las cuentas trimestrales no financieras de los sectores institucionales publicadas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A pesar de que la renta de los hogares creció el año pasado el 1,4%, la subida del consumo final fue superior, del 2,3%.

La tasa final del 9,8%, el segundo peor dato del último lustro, confirma la tendencia observada a lo largo de 2014 de una caída del ahorro de los hogares. Los analistas ven dos motivos que explican que las familias tiren del ahorro. Por una parte, las buenas expectativas de que la recuperación se consolide haría que las rentas medias y altas usen el dinero que han guardado para gastar. Por otra parte, las rentas bajas todavía estarían sufriendo los efectos de la congelación salarial y en algunos casos la merma de las transferencias de las Administraciones, lo cual las obligaría a usar el ahorro para llegar a final de mes.

Sin embargo, el responsable de análisis económico de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Matías Lamas, señala que las cuentas del INE arrojan datos “más positivos”. El aumento anual del 1,4% en la renta disponible de los hogares supone que “se ha revisado la tasa de crecimiento de trimestres anteriores”, de modo que esta ha acelerado su ritmo de expansión a entre el 2,5% y el 3%. El aumento de la renta se apoya sobre todo en dos patas: la creación de empleo, que explica la mejora del 2,2% de las remuneraciones percibidas por los asalariados, y la mejora de las rentas de la propiedad, del 37,6%. Lamas indica que alrededor de un tercio del incremento de las rentas se debe a una subida de los ingresos financieros —vía rendimientos o dividendos—, pero el resto, llega por una mejora de los intereses que se aplican a los préstamos, en especial hipotecarios.

Lamas opina que en 2015 ambos indicadores —el incremento de las remuneraciones a través de la creación de empleo y la bajada de los tipos— seguirán esa tendencia. “Los datos de febrero fueron buenos y seguramente también lo serán los de marzo por la Semana Santa”, augura Lamas, que añade que la caída del euríbor debe trasladarse a la revisión de las hipotecas. “Los bancos, además, están lanzando ofertas agresivas para competir en ese mercado”, sostiene.

Según el INE, el ahorro total generado por los hogares en 2014 ascendió a 67.489 millones de euros, suficiente para financiar la inversión de este sector de la economía, estimada en 34.656 millones de euros.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS