Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “Hemos perdido el tiempo, Grecia no ha hecho muchos amigos”

El ministro de Economía condiciona el desembolso de dinero a que las reformas se hagan

Luis de Guindos
Luis de Guindos, antes de un acto en Murcia EFE

El Gobierno español no estuvo representado en la minicumbre de emergencia en la noche del jueves al viernes pasado, tras la que la UE se comprometió a desbloquear 2.000 millones del rescate a Grecia, siempre que el Gobierno de Alexis Tsipras precise un paquete de reformas estructurales. Pero el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró este domingo, en una entrevista con el Financial Times, que para desembolsar el dinero no solo será necesario que Atenas presente una lista de reformas, sino también que las ponga en marcha.

“Veremos si la lista de reformas es suficiente o no. Pero no habrá ningún desembolso hasta que no se pruebe que las reformas han sido aprobadas e implementadas”, aseguró Guindos al diario económico británico. Como viene siendo habitual desde que Syriza ganó el poder en Grecia, el ministro de Economía subrayó la desconfianza del Ejecutivo español respecto a las intenciones del Gobierno de Tsipras.

“Hemos estado perdiendo el tiempo, y los mensajes desde el lado griego no han sido brillantes. No han hecho muchos amigos”, añadió Guindos, quien sostuvo que los Gobiernos europeos mantienen el mismo criterio respecto a Grecia. “No hay signos de división, de ninguna clase. Y eso a pesar de que los griegos han intentado explotar potenciales divergencias. Pero esas divergencias no existen”, dijo.

El primer ministro griego visita este lunes a la canciller alemana, Angela Merkel. Tsipras prometió la semana pasada que presentará a Bruselas un completo paquete de reformas en unos días. “Nadie puede violar las reglas. Sería un fracaso para Grecia o para cualquier otro país dejar el euro. Pero sería un fracaso aún mayor no cumplir con las reglas”, insistió Guindos, quien mantuvo que el camino para la recuperación de Grecia es el que marcado por el anterior Ejecutivo conservador, derrotado en las urnas por Syriza. “El año pasado, Grecia estaba logrando tasas de crecimiento positivas por primera vez desde el inicio de la crisis. Las medidas tomadas por el Gobierno griego empezaban a abrir paso a la recuperación”, dijo.

Más información