Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dirigentes de CC OO harán pública su declaración de bienes

El sindicato limitará a 12 años la presencia de sus altos cargos en un mismo órgano de gobierno de la organización

Desde la izquierda: el secretario de Políticas Públicas, Carlos Bravo, el de Organización, Fernando Lezcano y, la de Administración, María Cardeñosa
Desde la izquierda: el secretario de Políticas Públicas, Carlos Bravo, el de Organización, Fernando Lezcano y, la de Administración, María Cardeñosa

Los dirigentes de CC OO tendrán que hacer pública una declaración de bienes y patrimonio al comienzo de su mandato y otra al final. También lo tendrán que hacer los miembros del sindicato presentes en los consejos de Administración. Esta será una de las nuevas medidas de ética y transparencia que el consejo confederal de la formación liderada por Ignacio Fernández Toxo prevé debatir el próximo 4 de marzo y que, en este caso, se aprobará para su entrada en vigor de forma inmediata.

En los últimos meses CC OO se ha visto envuelto en varios escándalos. El uso de varios miembros del sindicato de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia o los sobresueldos que se pagaban a los dirigentes de la antigua federación de banca de la central, hoy fusionada con la sección de hostelería y nuevas tecnologías, desvelados por EL PAÍS, son dos ejemplos. Para evitar que se repitan, y para dar respuesta “a una sociedad cada vez menos tolerante con la falta de transparencia”, el sindicato pretende poner en marcha una serie de medidas que, en unos casos se podrán aprobar de forma inmediata y aplicarse pronto, y en otro habrá que esperar a que tengan la luz verde en el próximo congreso.

En el primer paquete están la publicación de las declaraciones de bienes y patrimonio de los dirigentes de la organización a partir de los próximos mandatos y los miembros de CC OO que pasen a integrar Consejos de Administración. Es decir, no lo harán quienes están ahora al frente de la central en sus diferentes órganos sino quienes resulten elegidos a partir de ahora. 

También en este paquete la ejecutiva de CC OO espera que se aprueben criterios homogéneos, en línea con lo anunciado por los dirigentes de la federación de servicios la semana antes como reacción a las informaciones publicadas por EL PAÍS, en toda la organización para pagar dietas (viajes, manutención o alojamiento) provocadas por el trabajo sindical. Y sobre las retribuciones complementarias, la propuesta de Toxo al Consejo será la de que se complete el sueldo de los dirigentes sindicales hasta los límites que marque el convenio que tenga la organización si el sueldo del dirigente de turno no llega a esa cantidad.

Uno de los aspectos en que más cambios piensa hacer CC OO es respecto a su presencia en los consejos de Administración en las empresas, vía por la que ha explotado el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid. La intención inicial del secretario general, Fernández Toxo, era la salida del sindicato de estos órganos. Sin embargo, se ha encontrado con resistencias que le han obligado a cambiar de planes. "Seguramente, Ignacio hubiera preferido que la conclusión hubiera sido otra. Lo que ha planteado la mayoría de la organización ha sido esto", ha admitido el portavoz de CC OO, Fernando Lezcano.

No obstante, para evitar casos "no edificantes" la intención de la dirección de CC OO es que a partir de ahora los consejeros sindicalistas de su organización tengan la obligación de ceder a la organización los ingresos que perciban por esta tarea. Esto ya se hace en muchos casos, lo que sucede es que ahora se va a establecer la obligación. También se establecerán mecanismos para que los consejeros que designe la organización tengan un perfil apropiado para el cargo y que respondan ante los afiliados del sindicato en la empresa de turno.

Otra medida que echará a andar la semana que viene, aunque todavía tardarán en verse sus resultados, es la obligación que tendrán todas las federaciones sectoriales y uniones territoriales de publicar sus cuentas y sus auditorías internas y externas correspondientes. Lo que se aprobará la semana que viene es una serie de criterios homogéneos para la elaboración de las cuentas en todas las organizaciones del sindicato a partir de 2015, así hacia mayo o junio de 2016, según ha adelantado la responsable de Administración, María Cardeñosa, no podrán consultarse los balances y auditorías del conjunto de la organización.

Entre las medidas que tendrán que esperar a ver la luz hasta el próximo congreso, en principio previsto para 2017, está la limitación a 12 años de mandato para todos los órganos de Gobierno del sindicato. Ahora esa limitación solo existe para los secretarios generales, tanto el confederal como los federales y territoriales. También tendrá que esperar al próximo congreso los cambios en el código disciplinario y las comisiones de garantías.

Más información