El metro de São Paulo amenaza con rescindir el contrato con Isolux

Las autoridades se justifica en los retrasos que acumula la constructora en la línea 4

El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin.
El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin. EFE

El gobernador del estado de São Paulo, Geraldo Alckmin, ha amenazado con rescindir el contrato con el grupo español Isolux Corsán para la conclusión de la línea 4 del Metro de la mayor ciudad brasileña, por el supuesto atraso de las obras. "Nosotros ya comunicamos al Banco Mundial —que financia las obras— para llevar a cabo la rescisión contractual y todas las multas serán aplicadas", ha declarado Alckmin.

No obstante, el gobernador abrió la posibilidad a la empresa para reanudar las obras antes de que finalice el mes y así evitar rescindir el contrato. Desde la empresa, sin embargo, aseguran que han cumplido los contratos.

A través de un comunicado de su Asesoría de Prensa, Isolux Córsan dijo que actúa en Brasil desde hace diez años y que "no dejó de cumplir ninguno de los contratos que asumió", como por ejemplo la línea de transmisión eléctrica de Tucuruí, de más de 3.000 kilómetros entre las capitales Manaus y Macapá, en plena selva amazónica.

El grupo añadió que a partir de su "capacidad de ejecución, responsabilidad profesional y solidez financiera", además del "espíritu de encontrar la solución más adecuada", sólo se pronunciará después de la reunión que mantendrá la próxima semana con el secretario de Transportes Metropolitanos, Clodoaldo Pelissioni.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS