Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada vez menos marcas en los pasillos

La crisis económica y el auge de las enseñas de distribuidor hace que las opciones a la hora de hacer la compra se reduzcan drásticamente

Pasillo en un supermercado en Niza (Francia).
Pasillo en un supermercado en Niza (Francia).

Hacer la compra es un acto tan cotidiano como necesario. Llenar la nevera y la despensa de productos que conformarán nuestra alimentación diaria es una actividad que cada familia realiza siguiendo su propia planificación y en la que al año se gastan de media 4.098 euros según la Encuesta de Presupuestos Familiares que elabora anualmente el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero una de las cosas que fomentan el ahorro a la hora de realizar la compra es la posibilidad de elegir entre varios productos de la misma categoría. Sin embargo, el estudio Surtido en el sector del Gran Consumo en España llevado a cabo por ESADE Brand Institute a partir de los datos de Kantar Worldpanel, revela que el número total de referencias que se encuentran disponibles en los establecimientos de España han disminuido en términos totales un 3% entre 2007 y 2013. Esto significa que los consumidores disponen de menos referencias entre las que poder elegir, por lo que se ve afectada su capacidad de elección y quizá también su capacidad de ahorro.

Menos marcas de fabricante, más de distribuidor

Aunque de promedio se reducen el número de referencias totales un 3% -se pasa de tener un promedio por cadena de 3.942 referencias a 3.836-, este estudio tiene en cuenta las marcas de fabricante y las marcas de distribuidor. En este caso estos dos tipos de referencias sufren una variación dispar durante los siete años en los que se centra el estudio.

El número de referencias de fabricante cae tanto en hipermercados (un 7%) como en supermercados (un 17%), mientras que en establecimientos “discounts” el número se incrementa un 24%. En términos generales, la presencia de referencias de fabricante cae un 9%. El peso de estas marcas de fabricante dentro del surtido de los establecimientos cambia, y pasa de ser del 73% a ser del 68% a lo largo de siete años.

Las marcas de distribuidor, también conocidas como marcas blancas han incrementado su presencia en los establecimientos entre 2007 y 2013 un 15% en términos globales. Según el tipo de establecimiento, los hipermercados, los supermercados y los establecimientos “discounts” han incrementado sus referencias de distribución un 13%, 14% y 15% respectivamente.

Las marcas blancas han sido una de las grandes apuestas de los establecimientos. Ofrecer su propia marca a un precio menor ha sido un acierto tanto para ellos como para los consumidores, que han podido llenar la cesta de la compra ajustando aún más el presupuesto, tan importante en tiempos de crisis y por lo tanto poder ahorrar con ello.

Aunque el número de establecimientos ha aumentado durante este periodo un 6% y a pesar de que la superficie total de las cadenas también lo ha hecho (15%), el número de referencias que ofrecen ha caído. Habrá que ver qué ocurre en los próximos años ya que se espera un crecimiento económico general.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información