Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex cae con fuerza arrastrado por el desplome de la Bolsa de Grecia

Las dudas sobre el futuro del Gobierno de Samaras reavivan los miedos en la eurozona

Antonis Samaras es felicitado tras la votación de los Presupuestos el pasado sábado.
Antonis Samaras es felicitado tras la votación de los Presupuestos el pasado sábado. AFP

El adelanto de la sucesión presidencial en Grecia ha reavivado durante este martes las dudas en los mercados de la eurozona. Las ventas, originadas por las dudas sobre la continuidad del Gobierno del primer ministro Antoni Samaras, se han reproducido por toda Europa, aunque no con la intensidad que en Atenas, donde el principal índice, el ASE, se ha desplomado un 12,7%. La caída no tiene precedentes en toda la crisis, originada en 2010, y hay que remontarse a 1987 para encontrar un correctivo superior. En España, la incertidumbre política que asoma en Grecia pero que se extiende también a otros socios, ha llevado al Ibex a retroceder un 3,18% al cierre.

Las pérdidas han cogido fuerza cuando se ha conocido el nombre del aspirante del Gobierno, el ex comisario europeo de medio ambiente Stavros Dimas, ya que no cuenta con los apoyos necesarios para salir elegido. En la renta fija, la rentabilidad exigida a los títulos de Grecia ha repuntado cerca de medio punto, hasta el 7,7%.

Otros factores que han impulsado las ventas han sido, durante un día más, China, abocado a un eventual frenazo económico. El Gobierno de Pekín ha tomado medidas para prohibir los vehículos opacos con los que hasta ahora se estaban financiando las autoridades locales. Al final de la jornada se han multiplicado todavía más las dudas el anuncio del BCE de que su balance ha caído, lo que dificulta los planes de Mario Draghi de activar la compra masiva de deuda.

Tras esta noticia es cuando el Ibex 35 ha superado las pérdidas del 3%. De este modo, el selectivo se ha colocado al frente de la cabeza de las pérdidas en Europa, por delante de París, Londres y Fráncfort. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,2352 billetes verdes tras marcar la víspera un mínimo de los dos últimos años.

El Gobierno adelantó este lunes dos meses —el próximo 17 de diciembre será primera vuelta— la fecha de las elecciones presidenciales. Samaras necesita seguir contando con el apoyo de sus socios de coalición para nombrar a su candidato a jefe del Estado, así como con parte de la oposición. Según la legislación griega, el Ejecutivo tiene hasta tres intentos para votar a su aspirante para sustituir al actual presidente, Karolos Papoulias.

Para ello, la coalición gubernamental entre conservadores y socialdemócratas solo cuenta con 155 escaños, pero necesita una amplía mayoría de 180 votos. El Parlamento tiene un total de 300 diputados. De momento, todos los líderes de los grupos de la oposición ya han avanzado que bloquearán al candidato de Antonis Samaras. Sin embargo, es posible que algunos diputados rasos voten a favor del primer ministro.

En caso de no lograr superar las tres votaciones, el dirigente conservador se verá obligado a romper el Gobierno y disolver el Parlamento. El problema que los inversores ven en ello es el grado de incertidumbre que arroja sobre el programa de rescate, cuya renegociación se ha fijado para principios de 2016.

La decisión de Samaras de adelantar el relevo en la presidencia del país se anunció después de que en Bruselas los ministros de Economía de los países socios admitiesen que no era posible llegar a un acuerdo para revisar el rescate. La decisión supone, implícitamente, la prórroga del actual programa durante dos meses más.

El propio primer ministro ha justificado el adelanto de la votación, que debería haberse realizado en dos meses, con el argumento de que va a zanjar las posibles dudas "en el extranjero" sobre la estabilidad del país. "El Gobierno debía disipar esta incertidumbre y restablecer la estabilidad", ha añadido durante un mensaje retransmitido por la televisión.

Las elecciones generales no se esperan hasta 2016, comicios para los que los sondeos dan como favorito a Syryza, la formación contraria al rescate que desde hace cuatro años y media ha mantenido a Grecia a flote. A cambio, el país más endeudado de la eurozona, ha aprobado duros recortes. La incertidumbre con la que los inversores ven un ascenso de Syriza se reproduce en el auge de otros movimientos populistas como el Frente Nacional de Le Pen en Francia, el ascenso electoral del antieuropeo UKIP en Reino Unido o, en España, el alza de Podemos.

Grecia suma 21 meses en deflación

El IPC de Grecia volvió a caer en noviembre, con  un retroceso interanual del 1,2%, cinco décimas menos que la caída del 1,7% del mes anterior. Con ello, el país suma ya 21 meses en deflación, según la oficina de estadística griega, Elstat.

El descenso de precios se registró principalmente en la vivienda (-5,3%), educación (-3,1%) y la categoría que engloba al resto de bienes y servicios (-2,5%). Por contra, suben las bebidas alcohólicas y tabaco (+3%) y la categoría de ropa y calzado (+0,1%).

Más información