La Comisión abre una investigación sobre la compra de Jazztel por Orange

El Ejecutivo comunitario considera que podría generar problemas de competencia

Tienda de Orange.
Tienda de Orange.LUCAS DOLEGA (EFE)

La Comisión Europea (CE) ha anunciado este jueves la apertura de una investigación en profundidad de la oferta pública de adquisición (OPA) presentada por Orange sobre la totalidad de Jazztel, al considerar que la operación podría generar problemas de competencia y dar lugar a aumentos de precios para los clientes en España.

Orange lanzó el pasado septiembre una OPA amistosa sobre el 100% del capital de Jazztel, que opera únicamente en España. La oferta de compra se cifró en 3.400 millones de euros.

La apertura de una investigación en profundidad no prejuzga el resultado de la misma. El Ejecutivo comunitario dispone ahora de un plazo de 90 días hábiles, hasta el 24 de abril de 2015 para decidir si autoriza la operación, con o sin condiciones, o si la veta.

Más información
“Nuestra oferta para comprar Jazztel es muy atractiva, no la subiremos”
Orange acepta condiciones para que la UE apruebe la compra de Jazztel
Orange prevé recortar un máximo de 400 empleos en la adquisición de Jazztel

El proyecto de compra se notificó a Bruselas el 16 de octubre de 2014. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) pidió a la Comisión que le remitiera el expediente el 5 de noviembre. Esa decisión "se tomará en su debido momento", según ha dicho la Comisión sete jueves en un comunicado.

La operación propuesta reducirá el número de proveedores de servicios fijos de telecomunicaciones en España de cuatro a tres. "Si bien la entidad resultante de la concentración no ocupará una posición dominante, la Comisión teme que la operación propuesta pueda dar lugar a una pérdida significativa de presión competitiva para los servicios de acceso a Internet fijos y ofertas múltiples de servicios fijos-móviles", señala el comunicado.

"La pérdida de Jazztel como una fuerza competitiva importante podría dar lugar a incrementos de precios de estos servicios para los clientes en España", resalta la Comisión.

Para disipar las preocupaciones en materia de competencia observadas por Bruselas, Orange presentó un paquete de concesiones el 13 de noviembre de 2014. Sin embargo, la Comisión consideró que "dichos compromisos eran insuficientes para disipar claramente sus serias dudas en cuanto a la compatibilidad de la operación con el reglamento de concentraciones de la UE, y, por tanto, decidió no efectuar las pruebas correspondientes con los participantes en el mercado".

La investigación de la Comisión reveló que la transacción puede reducir la competencia en el mercado minorista de acceso a Internet por línea fija, donde Orange y Jazztel compiten actualmente. Ambas empresas, según Bruselas, son "importantes fuerzas competitivas con una mayor influencia en la dinámica de la competencia en dichos mercados de la que parece desprenderse de sus cuotas de mercado".

"A la Comisión le preocupa que la transacción modifique el incentivo de la entidad resultante de la concentración para ejercer una importante presión competitiva sobre los otros dos competidores a escala nacional, a saber, el operador histórico, Telefónica, y Vodafone (que adquirió el operador por cable ONO a principios de 2014)", resalta el comunicado.

Estas dudas, según señala el Ejecutivo comunitario, se refuerzan cuando se considera un posible mercado para ofertas triples fijo-móvil (que incluyen la telefonía vocal fija, Internet por línea fija y servicios de telefonía móvil), que se han convertido en el producto más popular de telecomunicaciones en España en 2013 y se espera que siga creciendo de manera significativa en el futuro. Es probable que solo los proveedores integrados con redes fijas y móviles puedan competir en este posible mercado.

La Comisión investigará en profundidad la transacción propuesta, a fin de determinar si los problemas de competencia se confirman o no. También analizará el impacto de la operación en el despliegue de la fibra al hogar (FTTH) llevado a cabo en la actualidad por Orange y Jazztel y, en particular, si podría reducir su participación en el segmento de la FTTH en comparación con una hipótesis de dos empresas independientes.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS