Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El City Sightseeing ya recorre Dubái

La multinacional sevillana se asocia con Emirates para la expansión del bus turístico rojo a destinos de la aerolínea

Imagen del autobús de la empresa española que circula en Dubái.
Imagen del autobús de la empresa española que circula en Dubái.

Imposible no verlos. Con su color rojo brillante y sus dos pisos, los autobuses turísticos de City Sightseeing han empezado a recorrer Dubái. Se trata de la última conquista de la multinacional sevillana, que ya tiene presencia en un centenar de ciudades de los cinco continentes. Pero no por mucho tiempo. El acuerdo que ha firmado con Emirates contempla expandir la cooperación a otros destinos donde opera la aerolínea del emirato, en especial a Asia.

“La empresa mixta con dnata y el grupo Emirates no sólo significa la puesta en marcha de nuestro servicio en la ciudad más importante de Oriente Próximo, sino que es el comienzo de un nuevo plan de desarrollo en otros grandes destinos turísticos y aporta un gran impulso a la marca global”, explica Enrique Ybarra, presidente y director ejecutivo de City Sightseeing Worldwide. De momento, una flota de 20 flamantes buses ya conecta las principales atracciones de Dubái: desde el tradicional Zoco del Oro hasta el centro comercial más grande del mundo, el Dubai Mall, pasando por el Creek, el barrio antiguo de Bastakia, el Burj Khalifa o la isla en forma de palmera. Los viajeros pueden subir y bajar cuantas veces quieran durante las 24 o 48 horas que dura su billete, que cuesta entre 240 y 295 dirhams (51 y 63 euros). Además les da acceso gratuito a varios museos.

Ybarra y su equipo apenas pueden contener la satisfacción. Hace escasos dos años, cuando inauguraban el servicio en la vecina Sharjah, no escondían que su objetivo era saltar a Dubái, el emirato cuyo modelo de desarrollo y proyección mundial inspira a toda la península Arábiga. “Es el principal destino turístico de Oriente Próximo y el quinto más visitado del mundo, con 12 millones de viajeros anuales”, apunta Antonio Ortega, el responsable de comunicación. Esa es la cifra proyectada para 2014, después de que el año pasado se superara la marca de los 10 millones, un 9,3% de aumento con respecto al anterior. Y se mantiene la tendencia, con la Expo 2020 en el horizonte.

“Aunque el número de visitantes es muy interesante, no se trata de un mercado fácil”, precisa Ybarra. La climatología, con temperaturas que superan los 40 grados durante la mitad del año, hace que los visitantes no estén por la calle, sino en centros comerciales o de recreo. No se puede confiar en que vean pasar el autobús rojo y se animen a probarlo. Hay que ir a buscarles. Además, está la competencia: el Big Bus lleva 13 años funcionando en el emirato.

City Sightseeing confía en su imagen de marca y en la red de contactos de su socio local, pero sobre todo en la calidad de su servicio. Los vehículos que ha estrenado en Dubái tienen un diseño exclusivo, con chasis Volvo y carrocería Unvi. Además del techo descapotable que se cierra en verano para preservar el aire acondicionado, tanto en el frontal como en la parte cubierta del piso superior se ha agrandado la zona acristalada para facilitar la observación de los edificios.

Y para quienes sólo tengan unas horas de escala en el aeropuerto, ofrece una lanzadera gratuita hasta la parada más cercana del bus rojo. Se estima que 5,5 millones de viajeros pasan cada mes por ese aeródromo.