Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo prevé batir el récord de 2008 de cotizaciones con el doble de paro

Los ingresos por cuotas sumarán 109.833,3 millones, un 6,8% más que este año

La Seguridad Social calcula que ingresará 109.833,3 millones de euros en 2015 procedentes de cotizaciones sociales, un 6,8% más que lo previsto para este año. Más que nunca. Y lo hará, según las previsiones oficiales, con una tasa media de paro del 22,9%, el doble de la que tuvo España en 2008, año en que el desempleo estuvo en el 11,2%. Ese año los ingresos por este concepto llegaron a poco más de 108.000 millones.

Este aumento, de cumplirse, será el primero desde, precisamente, 2008. Ese año comenzó el desplome del mercado laboral y, en consonancia, las arcas de la Seguridad Social han perdido recursos desde entonces, hasta el punto de que ya encadenan varios años seguidos en números rojos, algo que también está previsto que suceda en 2015, porque lo que no cambia de signo es el gasto, que sigue al alza año tras año.

Empleo prevé batir el récord de 2008 de cotizaciones con el doble de paro ampliar foto
LAS CUENTAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN 2015 

Para ese cambio de tendencia será decisiva la recuperación del empleo, ya que no hay subida de cotizaciones alguna contemplada, solo un aumento del 0,25% de la base máxima de cotización. Según prevé el Ejecutivo, las cuotas sociales de quienes están ocupados —también los desempleados cotizan— subirán un 8,6%. El optimismo reflejado en estos datos se vería con mayor claridad si los cálculos no partieran de la base de los Presupuestos de 2014, sino de las previsiones de liquidación. Hasta agosto de este año, se puede ver con claridad que los pronósticos para las cuentas de este año exceden la realidad. Por tanto, los incrementos serían mayores si la base a tomar fuera esta última. “Atendiendo al cuadro macroeconómico para 2015, se espera una evolución más favorable de las variables de remuneración media [salarios] y de empleo”, justifica el Gobierno.

Las cifras citadas son los pronósticos que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes. En ellas, vaticina que el año próximo los salarios crezcan un 1% y el empleo un 1,4%. No obstante, viendo la tendencia en que se mueve el mercado laboral, no parece probable que todo el beneficio derivado de estos incrementos puedan trasladarse a las cuentas de la Seguridad Social.

En esa tendencia tiene un papel destacado el peso cada vez mayor del empleo a tiempo parcial una modalidad contractual que deja menos dinero en sus arcas y que cambia el escenario respecto a lo que sucedía, por ejemplo, en 2008, el año del récord. Entonces hubo una media de 19,1 millones de trabajadores cotizando, y entre los asalariados (unos 14,5 millones), había en torno al 16% que trabajaban a tiempo parcial. Este año, hay afiliados hasta agosto una media de 16,6 millones de ocupados y entre los asalariados (más de 12 millones), el 22% tienen media jornada.

Estos datos, entre otros, son los que llevan a Ángel Laborda, de Funcas, a una conclusión muy diferente de la oficial: “Estos ingresos parecen sobreestimados teniendo en cuenta las propias del cuadro del Gobierno, y más con las tarifas planas vigentes [en referencia a las bonificaciones para estimular la contratación]”.

Junto a la mejoría económica, el Gobierno confía en la lucha contra el fraude para la mejora de ingresos: “Se van a reforzar y mejorar las políticas de control y gestión recaudatoria”.

Más información