México ofrece ventajas fiscales para erradicar la economía informal

El 60% de trabajadores y pequeños empresarios no declara sus ingresos Los trabajadores irregulares quedan fuera de los servicios públicos de salud

El 60% de los mexicanos está empleado en la informalidad.
El 60% de los mexicanos está empleado en la informalidad.SAÚL RUIZ

En México, un 57,8% de la población activa trabaja o saca adelante un negocio de manera informal, según el Instituto de Estadística (INEGI). No quiere decir estos empleados sean ilegales, pagan a las autoridades locales por ocupar el espacio público pero no cotizan al seguro social que les da derecho a asistencia médica y a una pensión cuando se jubilen. Alrededor de 29 millones de mexicanos no declaran sus ingresos ni sus gastos y, por tanto, no pagan impuestos. El Gobierno de Enrique Peña Nieto se propuso hace un año, dentro de las medidas de la reforma fiscal, seducir a este sector para que entraran al nuevo Régimen de Incorporación fiscal, que sustituye al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos). Y hoy intenta convencerlos de que "la informalidad sale cara".

Más información
Así afectará la reforma fiscal de Peña Nieto al bolsillo de los mexicanos
México: una economía de primera con empleos de tercera
La eficacia de la reforma fiscal en México, puesta en entredicho

Estos trabajadores son, en su mayoría, empleados domésticos o comerciantes ambulantes que riegan las calles con toldos naranjas que montan y desmontan cada día. El jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sánchez, reconoce que es todo un reto convencer a este sector de que se formalicen: "Debemos realizar una gran labor de comunicación porque muchos de ellos son escépticos con el seguro social". 

Desde que entró en vigor la reforma fiscal, solo 4 millones se adhirieron al régimen y únicamente 1.243.000 están prestando declaración y emitiendo facturas cada dos meses, según señala Núñez. Para atraer al resto, el Gobierno ha presentado un programa denominado Crezcamos Juntos, por el que ofrecen una serie de beneficios fiscales que podrían resultar más atractivos para los trabajadores irregulares.

La nueva medida permitirá a vendedores que ganen menos de 100.000 pesos al año (7.600 dólares) no pagar durante 10 años el Impuesto al Valor Agregado (IVA) así como impuestos especiales a productos como refrescos, cigarrillos y comida rápida. Los negocios que tengan ganancias entre 100.000 y 2 millones de pesos al año estarán exentos de IVA y del segundo impuesto en su primer año de incorporación. Además, se les otorgarán descuentos durante los siguientes nueve años, ha precisado el jefe del SAT.

Pero las ventajas en las que hacen hincapié para captar a los comerciantes son el acceso a los servicios médicos y sociales del Seguro Social, una pensión para su retiro y el acceso a créditos para vivienda de Infonavit. También señalan que su regularización les permitirá pedir un crédito bancario, algo que hasta ahora era imposible debido a que no había forma de justificar sus cuentas. 

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Con este sistema fiscal pretenden recaudar alrededor de 14.000 millones de pesos al año (unos 1.000 millones de dólares) solo por impuestos sobre la renta. Una cifra pequeña si se compara con los 485.000 millones de pesos (37.000 millones de dólares) de evasión fiscal de las grandes empresas en 2013 (el 3,1% del PIB), según los datos que ha ofrecido el jefe del SAT.

Sobre la firma

Elena Reina

Elena Reina es redactora de la delegación de México de EL PAÍS desde 2014. En 2020 ganó el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo por la cobertura de la crisis migratoria en la frontera sur. Se ha especializado en temas de narcotráfico, migración y violencia de género.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS