Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas reclama a Google un nuevo plan para cerrar el caso de abuso de posición

Joaquín Almunia pide “nuevas soluciones” para evitar el expediente de dominio de mercado

La sede de Google en Fráncfort, Alemania.
La sede de Google en Fráncfort, Alemania. EFE

La Comisión Europea exigirá un nuevo acuerdo a Google para cerrar el mayor caso de abuso de posición dominante de los últimos años. El comisario de Competencia y vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Joaquín Almunia, pidió ayer en una entrevista con Bloomberg TV “nuevas soluciones” para cerrar el caso de posible monopolio en el mercado de buscadores en internet. “Algunos denunciantes [competidores de Google] han presentado nuevos argumentos y datos que tenemos que analizar. Son preocupaciones que consideramos justificadas”, comentó Almunia.

 El Ejecutivo comunitario da así marcha atrás respecto al acuerdo presentado a principios de año. Google y la UE alcanzaron en febrero un principio de acuerdo por el cual el gigante tecnológico evitaba una multa millonaria —que podría alcanzar el 10% de sus ventas, unos 4.300 millones de euros— a cambio de añadir los logos y posicionar mejor los enlaces de sus rivales en los resultados de las búsquedas desde PC o móviles. La mayor preocupación de Bruselas era el trato preferencial que daba a sus propios buscadores especializados —Google Shopping o Google Finance— respecto a herramientas similares de la competencia.

Las negociaciones parecían haber llegado a un punto aceptable para todas las partes. Pero los nuevos argumentos presentados por la competencia del buscador hegemónico en Europa y en EE UU obligan a dar marcha atrás sobre un acuerdo que parecía cerrado.

Joaquín Almunia, como el resto de comisarios, abandonará su cargo el próximo 1 de noviembre por lo que todo parece indicar que será el nuevo responsable de Competencia quien tendrá que lidiar con un caso que dura ya cuatro años.