Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagarde mantiene la agenda de trabajo pese a su imputación

La directora del FMI informará lo antes posible al consejo ejecutivo del organismo sobre el juicio

Christine Lagarde, directora del FMI, el pasado junio.
Christine Lagarde, directora del FMI, el pasado junio. EFE

Christine Lagarde retomó esta mañana la agenda de trabajo en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI), tras regresar el miércoles a Washington. En el organismo tratan así de mostrar una imagen de normalidad, pese a que la directora gerente y exministra francesa de Finanzas haya sido imputada por corrupción en el caso Tapie. “No tiene intención de dimitir”, dijo el portavoz del organismo, Gerry Rice.

Rice se remitió en todo momento a las declaraciones previas de la institución y de la propia Lagarde, para dejar claro que a día de hoy “no hay cargos presentados” contra la dirigente del FMI y que las alegaciones “no tienen fundamento”. Además, señaló que la figura del director gerente se rige por un código de conducta que es público y señaló que las reglas de gobierno son sólidas.

La intención de Lagarde es la de informar “lo antes posible” al consejo ejecutivo del FMI sobre la situación de proceso en París, donde pasó de testigo a imputada el pasado miércoles. No precisó fecha, aunque sus miembros tienen previsto reunirse el próximo viernes para tratar el programa de asistencia a Ucrania y podría abrir un hueco en la agenda a otra cuestiones. “Es posible pero improbable”, comentó.

La última vez que el consejo ejecutivo fue informado sobre el frente legal que tiene abierto Lagarde fue a comienzos de año. En todas las ocasiones que se abordó la cuestión se emitió un comunicado en el que se expresó la confianza hacia la labor de la directora gerente y su continuidad al frente del organismo. Pero el caso no tiene precedentes en el FMI.

Rice concluyó diciendo que todos los funcionarios en el organismo están centrados en servir a los miembros “de la mejor manera posible” y dejó claro que el caso no afecta al trabajo de la organización. También considera que no es oportuno ni apropiado hablar en este momento de los pasos que podrían darse si el caso judicial sigue escalando. “Es una cuestión que se está abordando con cuidado”.