Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Burger King cierra la fusión con la cadena canadiense de cafeterías Tim Hortons

Las dos empresas unidas conforman la tercera mayor red de comida rápida del mundo

Su facturación anual combinada supera los 17.500 millones de euros

Un restaurante de Burger King en estados Unidos
Un restaurante de Burger King en estados Unidos EFE

Los gigantes de la comida rápida Burger King y Tim Hortons han llegado a un acuerdo finalmente para integrar sus cadenas de restauración. Tras la fusión, nacerá la tercera mayor cadena de fast food del mundo, con una facturación anual combinada de 23.000 millones de dólares (17.500 millones de euros) y cerca de 18.000 locales en un centenar de países. La estadounidense y la canadiense deciden así sumar fuerzas para plantar ante McDonald´s y a Yum Brands. La sociedad tendrá su sede en Canadá y operará con marcas diferentes.

Burger King paga unos 11.000 millones de dólares. La entrada en el juego de Warren Buffett fue decisiva. La cadena de hamburgueserías estadounidense llevaba un mes discutiendo los méritos de la fusión con las cafeterías canadienses. El oráculo de Omaha aporta a través de Berkshire Hathaway una inyección de liquidez de 3.000 millones, para ayudar al fondo 3G Capital de Jorge Paolo Lemann a financiar la operación. No tendrá voz en su gestión.

El astuto inversor brasileño, que ya fue socio de Buffett en la operación de compra de Heinz, controlaba el 70% del capital de Burger King desde que hace dos años volvió a Wall Street tras una intensa reestructuración. Ahora será el principal accionista de la sociedad que emerge de la fusión, con el 51% del capital. Los accionistas de Tim Hortons recibirán 89,32 dólares canadienses por sus acciones, unos 81,5 dólares estadounidenses (61 euros aproximadamente).

Una cafetería de Tim Horton en Nueva York
Una cafetería de Tim Horton en Nueva York AFP

Esto representa una prima de casi el 40% para los propietarios de la cadena de cafeterías. Aunque la operación está estructurada para que la Burger King tenga su domicilio fiscal en Canadá, lo cierto es que en la práctica las compañías no esperan reducir mucho la cargar impositiva actual. Las acciones de Tim Horton subieron un 10% tras el anuncio, adicional al 20% en la jornada previa. Los negocios de las dos cadenas de comida rápida son complementarios.

Aunque el negocio global de la sociedad combinada tendrá base en Ontario, cada una será gestionada de manera independiente y conservarán sus icónicas marcas tras la fusión. Burger King conseguirá de esta manera reforzarse en el segmento de los desayunos, donde se libra ahora la batalla en el negocio de la comida casual para atraer al cliente. Ya llegó recientemente a un acuerdo con Starbucks para mejorar su oferta de cafés frente a Dunkin Donuts.

Para Tim Hortons, una de las joyas corporativas de Canadá, la operación le permitirá acelerar el plan de expansión global que presentó a comienzos de año. Estados Unidos es un mercado clave, donde ya probó fortuna cuando hace dos décadas se fusionó con la cadena de restaurantes Wendy´s. Esa unión se rompió pasados diez años y la canadiense reclamó su independencia volviendo a Canadá, donde es ahora mucho más grande en ventas que McDonald´s.