Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU rechaza que La Haya dirima el juicio de la deuda argentina

La demanda de Buenos Aires contra Washington solo iba a ser abordada por el tribunal internacional en caso de que el Gobierno de Obama lo aceptara

No será el Tribunal Internacional de La Haya el que dirima si EE UU ha violado la soberanía de Argentina por el fallo definitivo de un juez de Nueva York, Thomas Griesa, que el pasado 30 de julio bloqueó al país sudamericano el pago de la deuda reestructurada en 2005 y 2010 hasta que abone lo que debe desde 2001. Agotadas todas las instancias de apelación dentro del sistema jurídico estadounidense, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había presentado el pasado jueves una demanda ante La Haya. Pero el tribunal solo podía aceptarla en caso de que el Ejecutivo de Barack Obama reconociese esa jurisdicción para este pleito en particular. Fuentes del Departamento de Estado de EE UU anticiparon el pasado viernes que la rechazarán.

"No consideramos al Tribunal Internacional como el foro adecuado para atender la situación de la deuda de Argentina”, dijo un portavoz del departamento que conduce John Kerry ante la consulta de corresponsales argentinos en EE UU. "Volvemos a exhortar a Argentina a que negocie con sus acreedores para resolver los asuntos pendientes’’, añadió el portavoz.

El Gobierno del demócrata Obama se había involucrado en un principio en el juicio de los fondos buitre, incluido el del financista republicano Paul Singer, contra Argentina para advertir sobre el impacto negativo que un fallo a favor de los acreedores litigantes tendría en futuras reestructuraciones de deuda de otros países. Se supone que la sentencia alentará que en los canjes de bonos los inversores tiendan a apostar por la vía judicial en lugar de aceptar una refinanciación. Pero tensiones entre Washington y Buenos Aires por otros asuntos llevaron a que finalmente el Gobierno de Obama desistiera de presentarse en el caso. Ahora que el fallo de Griesa ha quedado firme, después de que en junio pasado el Tribunal Supremo de EE UU rechazara involucrarse en el asunto, el Ejecutivo estadounidense no acepta cuestionamientos al Poder Judicial de su país en la corte con sede en Holanda.

Un portavoz del Departamento de Estado de EE UU anticipa que su país rechazará el pleito en un foro "inadecuado"

Uno de los abogados argentinos ante La Haya, Marcelo Kohen, sostiene que, aunque EE UU rechace esa jurisdicción, el conflicto entre los dos países no se resuelve y Washington debería proponer una alternativa para su solución. “Argentina planteó en su demanda que si EE UU no acepta la competencia de la corte de La Haya, tiene que formular una propuesta alternativa de mecanismo de solución de la controversia. Los Estados tienen la obligación de resolver sus controversias por medios pacíficos, como lo establecen la Carta de la ONU y de la OEA (Organización de Estados Americanos). Tiene que haber al menos negociaciones entre los dos gobiernos para intentar resolver esta cuestión”, declaró Kohen al periódico Página/12.