Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa dará un dividendo extra tras vender a Enel sus activos de América

La eléctrica española ha elevado su valor en Bolsa el 35% en lo que va de año

Francesco Starace, consejero delegado de Enel, en su despacho de Roma
Francesco Starace, consejero delegado de Enel, en su despacho de Roma Bloomberg

El Consejo de Administración de Enel ha aprobado este jueves la adquisición de los activos de Endesa en Latinoamérica, como paso previo a la venta de un paquete significativo de su participación en la filial española. El consejero delegado del grupo italiano, Francesco Starace, ha manifestado, tras la reunión del consejo, que la operación se concretará en los próximos meses. Starace no ha hablado del precio, que tendrán que evaluar los bancos contratados a tal efecto; pero, en todo caso, permitirá a Endesa dar un dividendo extraordinario en efectivo.

Ese dividendo podría superar los 7.000 millones de euros, un importe mayor al beneficio de la eléctrica durante los últimos cuatro años. La cifra corresponde al valor de mercado a cierre del miércoles del 60,3% que Endesa posee en Enersis, a través de la que controla también las filiales de Argentina, Perú, Colombia y Chile. Enersis tenía un valor de 12.413 millones, de los que 7.522 corresponden a la participación de Endesa.

Starace ha explicado que Enel no tiene una “posición dogmática” acerca de si lo adecuado es vender o comprar participaciones minoritarias. Mientras en algunas regiones compra, como es el caso de Latinoamérica, en otras vende, como en Estados Unidos y, previsiblemente, España. El grupo mantendrá en la presidencia a Borja Prado y como consejero delegado a Andrea Brentan. Asimismo, designará a Ignacio Antoñanzas, actual responsable del negocio en Latinoamérica de Endesa, como director de la nueva unidad.

La eléctrica española ha experimentado a lo largo del año un rally alcista en Bolsa que le ha hecho revalorizarse un 35%, alcanzando una capitalización de casi 30.500 millones de euros a fecha de ayer, cuando retrocedió el 1,74%. En opinión de Starace, la segregación de los activos latinoamericanos permitirá a la nueva Endesa desarrollar un plan industrial para el mercado ibérico y mejorar la eficiencia de la estructura de capital.

Además, dará a Endesa un cash flow “visible y estable, lo que permitirá afianzar la política futura de dividendo, al tiempo que favorecerá un nuevo despliegue de inversiones”. Además, Starace ha  indicado que la compañía no descarta “oportunidades” que puedan surgir en España, como puede ser el caso de la venta de los activos de E.ON, que en su día ya pertenecieron a Endesa y que acabaron en la alemana por el reparto que se hizo tras la compra de Endesa por Enel y Acciona.

Las unidades española y latinoamericana serán dos de las cuatro del grupo junto a Italia y Este de Europa. Además, contará con cinco áreas de negocio: Redes e Infraestructuras Globales; Generación Global; Trading Global; Energías Renovables y Gas.

Enel ganó en el primer semestre 1.685 millones, lo que supone un aumento del 0,3%. Los ingresos fueron de 36.101 millones, un 8,1% menos, y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 7.878 millones, un 3,3% menos. El endeudamiento financiero neto asciende a 43.073 millones, con un aumento del 8,5% frente a los 39.706 millones de final de 2013.