Enel venderá en torno al 30% de Endesa tras comprar sus activos en América

El grupo italiano, que controla el 92% del español, analiza hoy la operación

Francesco Starace (c) habla con los ministros chilenos de Energía y de Medio Ambiente.
Francesco Starace (c) habla con los ministros chilenos de Energía y de Medio Ambiente.EFE

El consejo de administración de Enel analiza este jueves en Roma la propuesta de adquirir los activos de Endesa en Latinoamérica y la posterior oferta pública de venta de acciones (OPV) de su filial española en la Bolsa. El grupo italiano controla hoy el 92% del capital de la firma española y el planteamiento sería ampliar esa base del 8% que está en el mercado libre y así obtener recursos para sostener la operación latinoamericana, además de endulzar la creciente deuda del grupo, que supera los 41.000 millones de euros. En la actualidad, Latinoamérica representa un 40% de Endesa y de sus resultados operativos.

Enel encargó el diseño de la operación a bancos de inversiones y despachos de abogados y espera lanzarla en septiembre, si no cambian las cosas en el consejo. Esto solo sucedería, según fuentes consultadas, si no salen los números que elaboran agentes externos y que son los que deben fijar el precio de los activos latinoamericanos y el porcentaje de Endesa que se colocaría en Bolsa.

Enel, en todo caso, mantendría la mayoría de Endesa. Fuentes consultadas han cifrado la desinversión en torno al 30%, con lo que Enel se quedaría con una participación de alrededor del 60%. A la cotización actual (29,31 euros por acción al cierre del miércoles), lo que eleva la capitalización bursátil de la empresa a algo más de 31.000 millones de euros, la venta del 30% supondría unos ingresos de 9.303 millones.

La medida fue comunicada al Gobierno, que no la respalda

Endesa se quedaría, de esta forma, circunscrita al mercado ibérico y, probablemente, Marruecos, mientras sus filiales en Latinoamérica, agrupadas en torno a la chilena Enersis (Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia), pasarán a depender directamente de Enel.

Enel entró en Endesa en 2007 de la mano de Acciona como reacción al intento de entrar la eléctrica alemana E.ON un año antes y con la complicidad del Gobierno socialista de Zapatero, que buscaba una solución para no perder la españolidad de Endesa. Sin embargo, pasados dos años y tras varios desencuentros, el socio español decidió irse y la españolidad quedó en manos italianas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El planteamiento fue comunicado al ministro de Industria español, José Manuel Soria, por el nuevo consejero delegado del grupo italiano, Francesco Starace, que acudió acompañado por el presidente de Endesa, Borja Prado. Este también se entrevistó con otros miembros del Gobierno del PP. Starace se trasladó de España a Chile para contar sus planes a la presidenta del país, Michelle Bachelet, y sus ministros.

El recorte latinoamericano de la antigua empresa pública, en torno a la que el Gobierno socialista de Felipe González hizo un grupo muy poderoso antes de proceder a su privatización, no fue recibida de buena gana por el Ejecutivo, que habría preferido seguir con el mismo tamaño. Sin embargo, poco puede hacer ante la decisión del grupo italiano (20% de cuyo capital está en manos del Estado), más allá que lamentarla y recordar que la expansión por Latinoamérica se hizo siendo española y con fondos españoles. Por eso, algunos observadores lo consideran un desmantelamiento.

La firma española perderá el 40% de su tamaño con la venta de Latinoamérica

La aportación de Latinoamérica no ha sido, precisamente, muy sobresaliente en lo que va de año, periodo en el que Endesa obtuvo un beneficio neto de 765 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone una reducción del 31,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. De esa cifra, Latinoamérica aportó 186 millones de euros, lo que supone un descenso del 52,4%. Esta bajada se debió, según la empresa, a la fuerte devaluación de las monedas de la región frente al euro y porque en 2013 las cuentas registraron ingresos extraordinarios en Argentina que no se han repetido en 2014.

Los restantes 579 millones corresponden al de España y Portugal, donde también se produjo una caída del 19,9%. La empresa lo atribuye, principalmente, a los cambios de retribución en los territorios no peninsulares y a las medidas fiscales y regulatorias de la reforma del sector que entró en vigor con posterioridad al segundo trimestre de 2013. La empresa cifra en impacto en 415 millones.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo el 17,7% y se situó en 2.911 millones. En el caso de España y Portugal, el Ebitda retrocedió un 6,4%, hasta 1.694 millones, después de que la compañía realizara una reducción de costes por valor de 90 millones y mejorara sus resultados en el mercado liberalizado. Habría registrado un incremento del 2,5% si no fuera por el impacto retroactivo de 259 millones sobre los ejercicios 2012 y 2013 asociados a los recortes en la retribución de las actividades extrapeninsulares.

La compañía redujo sus beneficios un 31% el primer semestre de este año

El descenso en un 26,9% del Ebitda de Latinoamérica se debe a circunstancias excepcionales (consecuencias contables de la bajada de los tipos de cambio, el impacto de la sequía en Brasil y en Chile, y el ajuste positivo en Argentina en el primer semestre de 2013); pero la región sigue experimentando un comportamiento muy positivo, con crecimientos de la demanda eléctrica de entre un 2% y un 5,4% a escala nacional y de entre 2,5% y 6,9% en los mercados de distribución de las empresas de Endesa, según explicó el consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, a los analistas. Para él, “si se elimina el efecto de esos dos factores se aprecia un potencial de futuro en los negocios de las dos partes”.

La deuda financiera neta se situó en 4.550 millones, 213 más que al finalizar 2013, en la que se dio un dividendo de 1.588 millones. Esta circunstancia da cuenta de la posición financiera “extremadamente sólida”, según Brentan.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS