España sobrepasa a Francia y ya es el séptimo país más endeudado de la UE

La deuda pública de la zona euro vuelve a crecer en el primer trimestre y se acerca al 94% del PIB

Detalle de varias monedas de euro sobre una mesa en Colonia, Alemania.
Detalle de varias monedas de euro sobre una mesa en Colonia, Alemania.EFE

La deuda pública de los países del euro se aproxima, pese a la cura de austeridad, a la cifra psicológica del 100%. El endeudamiento de los 18 países que tienen por divisa la moneda única ascendió en el primer trimestre del año al 93,9%, según las cifras hechas públicas esta mañana por la oficina de estadística europea (Eurostat). Esta cifra es un 1,2% superior a la del cuarto trimestre de 2013 y supone un crecimiento del 1,4% sobre la registrada un año antes. España, con una deuda pública total de sus administraciones del 96,8% del PIB —casi siete puntos porcentuales más que un año antes—, superó a Francia por primera vez desde finales del año 2000 y se convirtió en la séptima economía más endeudada del euro y de la Unión Europea (UE). Solo Grecia (174,1%), Italia (135,6%), Portugal (132,9%), Irlanda (123,7%), Chipre (112,2%) y Bélgica (105,1%) presentan peores datos. En el lado contrario, Estonia (10%) y Luxemburgo (22,8%), lograron a cierre de marzo los mejores ratios de deuda sobre PIB de la eurozona.

El incremento trimestral del 1,2% en el endeudamiento de los 18 países del euro revierte la tendencia de caídas en los dos trimestres anteriores y es un importante aviso para tres de los países más afectados por la crisis de deuda europea: Chipre, Eslovenia y Grecia, que aumentaron sus cargas en un 24,6%, un 23,9% y un 13,5% interanual respectivamente. En el lado contrario, Alemania (-3,2%) y Bélgica (-0,9%) lideraron la tabla de la disciplina fiscal en la zona euro, aunque su esfuerzo de desapalancamiento se frenó en el primer trimestre del año.

En el conjunto de países de la UE la deuda pública alcanzó el 88% en el primer trimestre de 2014, casi seis puntos porcentuales menos que en el conjunto de los países del euro. La diferencia entre ambos datos tiene que ver en el escaso endeudamiento de las jóvenes repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) y de Bulgaria y Rumanía. En contraste con los déficits galopantes de varios Estados centrales de la Unión —Francia, por ejemplo, ya está en el 96,6%—, ningún país del Este supera la barrera del 50%. Mención aparte merece Polonia, que logró reducir su deuda pública en un 7,7% interanual y en un 7,6% intertrimestral.

En perspectiva, los datos dados a conocer este martes por Eurostat son impactantes. En septiembre de 2008, cuando la caída del gigante financiero Lehman Brothers desató la peor crisis económica desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la economía europea aún navegaba a velocidad de crucero, la deuda pública de los países del euro apenas alcanzaba el 68% —más de 26 puntos porcentuales por debajo de la cifra actual— y el endeudamiento del conjunto de países de la UE ascendía a un hoy remoto 61%. En España, que aún registraba tasas positivas de crecimiento, la comparativa es aún más dolorosa: en menos de seis años, la deuda del conjunto de las administraciones ha pasado —sin solución de continuidad— del 36,9% al 96,8%. Y, lo que es aún peor, aunque el ciclo económico empieza a emitir señales de cambio, la sangría en las cuentas públicas no da muestras de haber concluido.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS